Se rebela ayuntamiento de Panotla al Congreso de Tlaxcala

miércoles, 30 de julio de 2003
Tlaxcala, Tlax , 29 de julio (apro)- En plena rebeldía en contra del Congreso de Tlaxcala, el cabildo del Ayuntamiento de Panotla determinó por mayoría de votos no entregar recursos al fraccionamiento residencial Santa Elena, ni reconocer a su presunta autoridad, por considerar que ese lugar no reúne los requisitos legales para ser considerado como presidencia de comunidad Así mismo, solicitó a los diputados locales abrogar el decreto 164 expedido por la LIII legislatura y publicado en el Periódico Oficial el 17 de agosto de 2001, por considerar que ese conjunto privado donde tienen propiedades exgobernadores, exfuncionarios, funcionarios, exdiputados y diputados, no requiere de recursos públicos En carta abierta, dirigida a la opinión pública, el cabildo del Ayuntamiento de Panotla respondió así a la suspensión de las partidas presupuestales que ordenó el Congreso local para ese municipio por no contemplar al fraccionamiento Santa Elena en la distribución de recursos y por negarse a tomar al protesta a Josefina Stevenson González, como presidenta de comunidad Ante las amenazas de los diputados locales de relevar del cargo al alcalde del Partido del Trabajo (PT), Maurilio Palacios Montales, por desacato al Poder Legislativo, así como al cuerpo edilicio que se opone a la entrega de recursos al fraccionamiento residencial Santa Elena, los funcionarios sentenciaron: “la mayoría de los integrantes del honorable Ayuntamiento de Panotla, Tlaxcala, que realmente cuidamos los intereses de los ciudadanos más necesitados del municipio, preferimos y asumimos el riesgo de ser sancionados por el Congreso local y no atentar contra los intereses de la clase social más desprotegida del municipio” El fraccionamiento Santa Elena, donde se encuentran edificadas residencias de alto valor económico (la más barata está valuada en poco más de un millón de pesos) se encuentra completamente cercado a través de una malla ciclónica y su acceso es controlado por una caseta de seguridad privada El conjunto privado fue erigido en el sexenio del gobernador Tulio Hernández Gómez con el propósito de que los funcionarios estatales y representantes populares tuvieran "un espacio digno para vivir" Desde entonces, ha sido habitado por personajes de la vida política de las subsiguientes administraciones estatales, incluida la del gobernador perredista Alfonso Sánchez Anaya Entre los políticos que tienen propiedades en ese lugar o que ahí residen se encuentran el exgobernador Tulio Hernández Gómez; el líder de la fracción parlamentaria del Partido Revolucionario Institucional (PRI), Noé Rodríguez Roldán; el delegado de la Secretaría de la Reforma Agraria, Rafael Minor Franco; y la delegada de la Secretaría de Economía y esposa del secretario de Gobierno del estado, Berta Barragán, entre otros Por todo lo anterior, el alcalde del PT señala que aún no se explica por qué administraciones municipales anteriores (priistas todas ellas), colaboraron, permitieron y consintieron que el fraccionamiento residencial privado se erigiera como agencia municipal hoy llamada presidencia de comunidad y tuviera derecho a un presupuesto público Incluso arremetió contra la Legislatura que aprobó el decreto 164, pues de acuerdo con la Constitución local, para erigir una presidencia de comunidad con “capacidad suficiente para prestar los servicios municipales, contar con espacio para la presidencia de la comunidad, contar con una hectárea para el cementerio, tener más de mil habitantes, contar con escuelas para la enseñanza primaria” Maurilio Palacios sostuvo que no distraerá recursos para programas sociales y de obras públicas que requieren comunidades del municipio para entregarlos al fraccionamiento Santa Elena “¿Para qué quieren el dinero, en qué tipo de obras invertirán los recursos, qué tipos de calles necesita ese fraccionamiento residencial, qué apoyos brindaría el DIF municipal? ¿Acaso en ese lugar viven ciudadanos que por su precaria situación económica requieren apoyos diversos? ¿Acaso es justo que a las comunidades que realmente necesitan apoyo se les tenga que regatear para dar ese recurso a gente adinerada?” A su vez, el Cabildo de Panotla solicitó al Congreso local que se le liberen los recursos económicos al municipio que han sido retenidos como medida de presión y que se abrogue el decreto 164 donde se erige al fraccionamiento Santa Elena en presidencia de comunidad, pues de lo contrario será responsable del atraso en obras que registre el municipio y de los problemas sociales que se puedan generar

Comentarios