Agreden miembros de Convergencia a jueces del Triee en Campeche

miércoles, 13 de agosto de 2003
*Molesta a los inconformes el fallo sobre los juicio de inconformidad en el municipio de Palizada Campeche, Cam , 12 de agosto (apro)- Molestos por el fallo emitido en torno a los juicios de inconformidad que promovieron contra los resultados de la elección de ayuntamiento y diputado local de Palizada, miembros del Partido Convergencia de esa municipalidad atacaron a los integrantes del Juzgado Primero del Tribunal Electoral del Estado (Triee) y obligaron a la suspensión de la sesión pública en la que deliberaban En medio de la trifulca, los jueces Luis Adolfo Vera Pérez, Silvia González Campo y María de Guadalupe Pacheco Pérez salieron escoltados por varios de las decenas de policías antimotines que vestidos de civil fueron apostados desde la noche del lunes en la Casa de Justicia, donde opera el Triee, y sus alrededores, en previsión de algún estallido de inconformidad de la oposición al darse a conocer los veredictos de sus impugnaciones a las elecciones locales del 6 de julio La indignación de los paliceños, encabezados por la excandidata a gobernadora Layda Sansores San Román, reventó cuando los juzgadores declararon improcedente el caso de Palizada, donde la diferencia entre el PRI y Convergencia era de sólo 44 votos, porque, argumentaron, la parte acusadora no presentó ninguna prueba Los inconformes aseguraron que, inclusive, tienen documentos firmados que avalan la entrega de elementos de prueba a la autoridad competente, incluidos vídeos; no obstante, dijeron los jueces que nunca llegaron al Juzgado Enfurecidos los convergentes arrojaron sus pancartas y banderines sobre los jueces, a quienes acusaron de “serviles” “corruptos”, “mapaches” “priistas”, “vendidos” e “indignos”, entre otros adjetivos Alguien lanzó una silla de plástico contra uno de los antimotines, en tanto que otro quitaba las letras de unicel colocadas a espaldas del estrado de los jueces donde se leía Juzgado Primero, con el fin de modificar el letrero y dijera: “Juzgado PRI” Enseguida los convergentes arremetieron contra el corresponsal de Televisa, Gustavo Sánchez y su camarógrafo, su hijo Gerardo, a quien acusaron de provocarlos al grabar las identidades de los manifestantes para después vender las imágenes al gobierno del estado Dos reporteras que intentaron defender al corresponsal también recibieron empujones y manotazos

Comentarios