Castigar a brujos y astrólogos, pide el PAN de Veracruz

miércoles, 13 de agosto de 2003
*Inusitada iniciativa de Angel Deschamps Falcón contra prácticas esotéricas Jalapa, Ver , 12 de agosto (apro)- El legislador panista Angel Deschamps Falcón presentó una iniciativa para reformar el Código Penal local, en la que plantea aplicar sanciones de uno a cinco años de prisión y multa hasta de 300 veces el salario mínimo al que, para obtener un lucro indebido, “explota las enfermedades, preocupaciones, supersticiones o la ignorancia de una persona, por medio de supuestas evocaciones de espíritus, adivinaciones o curaciones” En la iniciativa de decreto, la cual ya fue turnada a comisiones, se subraya que la escasa credibilidad en instituciones médicas, religiosas y valores propios “crea, en la sociedad, un fenómeno de búsqueda de respuestas a sus necesidades” Es decir, explica el panista en su inusitada iniciativa, “son necesidades de tipo sociológico, religioso o psicológico que necesitan llenar el vacío y frustración que ha dejado la pérdida en los dogmas y creencias que durante muchos años permanecieron estáticos” Ha sido tal el resquebrajamiento de tabúes, apunta, “que ha llevado a la creación de dudas e incertidumbre por parte de una sociedad confusa y desorientada, que no sabe a dónde dirigir sus pasos”, ante el alud de información que, a través de los medios, se bombardea, “inyectándole nuevas ideas seudorreligiosas y de carácter esotérico” Son ideas que ofrecen “a un publico ávido de nuevas experiencias y soluciones, la panacea universal que cure o restaure tanto su salud física como espiritual” y, en algunos casos, de manera “mágica y esotérica” Es aquí, subraya, “donde ha surgido una nube de charlatanes” Entre esos charlatanes, el panista hace referencia a los yerberos, curanderos, chamanes, esoteristas, astrólogos, adivinos, magos, espiritistas y brujos, “que lo mismo prometen la cura de una enfermedad, de la cual la medicina de patente actual no ha encontrado solución, o hacen “regresar al ser amado, o predicen el futuro o el pasado a través de ‘limpias’, amuletos, fórmulas secretas, dijes poderosos, oraciones y pócimas” En fin, subraya el legislador, “triquiñuelas que tienen por objeto esquilmar y defraudar a la cándida víctima que cae en sus garras, sin remediarle ningún mal” y, en el peor de los casos, “frustrarla por no proporcionarle ningún alivio y quitarle su dinero que no en pocas ocasiones son cantidades considerables” Todo este tipo de actividades, agrega, se llevan a cabo “a ciencia y paciencia de nuestras autoridades”, que no han procedido a reglamentar la actuación y desempeño de estos estafadores, quienes en forma “descarada ofrecen sus servicios a través de medios de comunicación”, como lo es el periódico, radio y televisión Mención aparte merecen las sectas seudorreligiosas “que consiguen miles de adeptos y los fanatizan de tal forma que desembocan en grandes fraudes o en suicidios colectivos” o, en el mejor de los casos, “ofrecen paraísos espirituales a cambio de sus bienes materiales, contando con grandes estructuras muy bien organizadas y con soportes económicos cuantiosos, aunque sus resultados son fraudulentos”, agrega

Comentarios