Desdeña gobernador de Guanajuato ultimátum de Jalisco

miércoles, 27 de agosto de 2003
Guanajuato, Gto , 26 de agosto (apro)- Ante el conflicto entre los estados de Guanajuato y Jalisco por el trasvase del agua de la cuenca del Lerma al lago de Chapala, el mandatario guanajuatense Juan Carlos Romero Hicks desestimó las advertencias de su homólogo Francisco Ramírez Acuña, de frenar el acuerdo para disponer de la cuenca de Río Verde, que garantizaría el abasto de agua a la ciudad de León por los siguientes 25 años La víspera el gobernador de Jalisco lanzó lo que fue considerado un ultimátum, ante la lucha de los productores de los distritos de riego de Guanajuato y la frontera con Michoacán (a la altura de Pénjamo), por frenar la conducción y disposición del agua almacenada en la presa Solís para subir el nivel del lago de Chapala: “Ante esa actitud, que no espere Guanajuato que demos el visto bueno con respecto del agua de la cuenca del Río Verde para atender a la ciudad de León… evidentemente que no lo vamos a hacer hasta que se tenga plenamente garantizado que dejen de hacer esas niñerías, tanto el gobierno de Guanajuato como los propios campesinos”, dijo textualmente Ramírez Acuña A sus advertencias, el gobernador jalisciense, Romero Hicks respondió el martes con una de las muy frecuentes expresiones que utiliza cuando desea restarle importancia o tachar de rumor un asunto: “El gobernador tiene que defender el interés de Jalisco, yo hablo de Guanajuato; estamos trabajando cordialmente… lo demás es especulación”, dijo, y luego soltó una risa Aseguró inmediatamente que el trasvase va a continuar, aunque en estos momentos no con el contenido de la presa Solís, base del acuerdo entre los estados de la cuenca Lerma-Chapala Los gobernadores habían hablado por teléfono la semana anterior, cuando los productores desviaron el agua de la presa Solís, y finalmente presionaron a la Comisión Nacional del Agua (CNA) hasta que ésta suspendió el trasvase de dicho vaso y lo abrió a través de otras dos presas menores Según versión de Juan Carlos Romero, en esa llamada se aclaró que el gobierno guanajuatense no estaba apoyando dicha medida, pero sí tratando de buscar alternativas para garantizar los cultivos a los productores Y es que de acuerdo con las estimaciones de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario de la entidad, la presa Solís no ha alcanzado el nivel suficiente para garantizar los dos próximos ciclos de riego de los cultivos de la región “Para nosotros es muy importante que se tomen en cuenta todas las necesidades de Guanajuato Así como Chapala está en crisis hidráulica, el estado de Guanajuato está en crisis hidráulica, y será muy importante que se tomen en cuenta estas condiciones a la hora de definir la distribución del recurso”, dijo sobre el mismo tema el secretario de Desarrollo Agropecuario, Eduardo Nieto Almeida, quien anunció que los productores de los distritos de riego 011 y 085, así como las autoridades estatales, se reunirán a principios de septiembre con el titular de la CNA, Cristóbal Jaime, para revisar el asunto

Comentarios