Acusa Salinas a Zedillo de usar a la prensa para perseguirlo

martes, 23 de septiembre de 2003
* Dice que supuestos periodistas eran enviados para acosarlo constantemente * Rechaza que su regreso físico a México sea para intervenir directamente en el acontecer político del país Washington, 22 de septiembre (apro) - El expresidente Carlos Salinas de Gortari se queja de ser una víctima de persecuciones políticas y como uno de sus tantos verdugos señala a su predecesor Ernesto Zedillo "Había ocasiones en que yo viajaba fuera del país y tenía algunas gentes (sic) que se presentaban como si fueran miembros de los medios y en realidad eran enviados de oficinas gubernamentales para ver dónde estaba yo, dónde vivía", acusó Salinas de Gortari durante un breve encuentro con corresponsales mexicanos en Washington, minutos antes de hablar en el foro del The Washinhton Center ante estudiantes, académicos, empresarios y exmiembros de sus gabinete "O cuando llegaba a México, inmediatamente un acoso sobre mi domicilio; pero esas son cuestiones del pasado que ya quedaron atrás, ¿para qué hablar de ello?" --¿Pero qué no fue esa una práctica que implantó usted en México cuando era presidente? --se le insistió al exmandatario --Yo creo que tiene un recuerdo equivocado, pero en fin cada quién puede tener la opinión que quiera", contestó Sonriente y rodeado de sus hijos Juan Cristóbal, Emiliano, Cecilia y un séquito de sus tradicionales e incondicionales seguidores, Salinas de Gortari regresó a Washington para ser testigo del nacimiento de una beca para estudiantes que dará The Washington Center, la "(George) Bush, (Brian) Mulroney y Salinas", que se otorgará a estudiantes mexicanos, estadunidenses y canadienses que se quieran especializar en asuntos de relacionados al libre comercio Resguardado siempre por sus dos encargados de comunicación social, José Carreño Carlón y Paulo Carrenño King, Salinas de Gortari rechazó que su regreso físico a México sea con el fin de intervenir directamente en el acontecer político del país "Estoy participando en el terreno de las ideas, en el debate de los temas que me parece son importantes para hoy y también para mañana; y el mañana yo he insistido que lo veo en un horizonte de largo plazo, por eso he enfatizado que me interesa más que la próxima elección, la próxima generación" Procedente de Boston, donde su hijo Emiliano está terminando su doctorado en economía en la Universidad de Harvard, Salinas de Gortari llegó desde el fin de semana a Washington para reunirse con los casi 60 estudiantes mexicanos del The Washington Center para hablarles de su experiencia como promotor de la apertura comercial--cortesía en pago al Centro por crear una beca en su honor, aunque compartido con el expresidente estadunidense y exprimer ministro de Canadá También se reunió en privado con algunos exfuncionarios estadunidenses como Thomas "Mack" McLarty En el lobby del hotel Willard, uno de los más caros de Washington, se paseaban ansiosos los seguidores y admiradores de Salinas de Gortari: Pedro Aspe, exsecretario de Hacienda; sus voceros Sergio Sarmiento, Pablo Hiriart y Carla Hills, exrepresentante comercial de la Casa Blanca, entre otros A la ceremonia del nacimiento de la beca estaban invitados personajes mexicanos altamente relacionados al salinismo como Carlos Hank, Federico Sada, Oscar Mario Beteta Con los corresponsales mexicanos Salinas de Gortari fue indirecto y evasivo, sobre todo cuando se le pidió su opinión sobre un Andrés Manuel López Obrador como candidato presidencial del PRD en los comicios del 2006 "Los tiempos y las acciones que se realicen con vistas a la elección del 2006 le corresponden a los partidos y a los actores políticos que están participando en eso en México, y en mi caso me quedo en el terreno de la cuestión de las ideas", acotó, pese a que en entrevista con Pablo Hiriart, director del periódico La Crónica de Hoy, el expresidente dijo que el jefe del Gobierno del Distrito Federal "construye muy bien su candidatura" Sobre la posibilidad del regreso del PRI a Los Pinos, Salinas de Gortari fue más ambiguo "En el terreno político como en el terreno social o económico, no hay victorias definitivas ni derrotas terminales; así que todo es una cuestión de trabajo cotidiano", añadió

Comentarios