Exigen cambio de estrategia en el combate a la pobreza

miércoles, 24 de septiembre de 2003
* Intervienen tres gobernadores en coloquio en Tamaulipas Ciudad Victoria, Tamps , 23 de septiembre (apro)- Los gobernadores de Coahuila, Tabasco y Tamaulipas, Enrique Martínez y Martínez, Manuel Andrade y Tomás Yarrington, se pronunciaron aquí por buscar nuevas estrategias para combatir la pobreza en México, luego de que las que se han impulsado han demostrado su fracaso Al participar en el coloquio internacional “Pobreza, realidad y desafío”, que inició en esta capital, Manuel Andrade Díaz consideró que las estadísticas de pobreza que prevalecen en el país deben llevar a una “reorientación” del modelo económico que se ha seguido En tanto, Martínez y Martínez dijo que hay que reconocer que las políticas que se han instrumentado en México para combatir la pobreza no han tenido éxito, “por no decir que han fracasado”, y que lo único que se ha logrado hasta ahora es arraigarla cada vez más Mientras que Yarrington señaló que el modelo económico que aparece con la globalización y el fortalecimiento del libre comercio, ha generado a su interior dinámicas de exclusión, nuevas formas de dependencia y una creciente desigualdad entre las regiones Los tres mandatarios participaron en la inauguración de este acto que tiene como objetivo el intercambio de experiencias exitosas en el combate de la pobreza e incrementar la sensibilidad y el involucramiento de la sociedad y los gobiernos en su erradicación Entre los ponentes que disertarán sobre el tema de la pobreza, están el expresidente de España, Felipe González, y la secretaria de Desarrollo Social, Josefina Vázquez Mota Subsidio al campo “Nuestros gobiernos tienen que entender que la agricultura es importante y que hay que subsidiarla”, expresó Heliodoro Díaz Cisneros, representante para México de la fundación Kellogg, en su ponencia “Seguridad alimentaria y pobreza rural en América Latina” “De alguna manera los agrónomos tenemos que buscar alternativas para hacer más eficiente el proceso productivo, pero los gobiernos federal y estatales tienen la obligación de seguir peleando por que los subsidios lleguen a los productores, y sirvan de un estímulo para que lleguen a la ansiada seguridad alimentaria en sus propias comunidades”, advirtió en su participación en el coloquio “Acabamos de ver los resultados de la Organización Mundial de Comercio en Cancún, desastrosos, en donde los países no se pueden poner de acuerdo en cuanto a los subsidios que se dan a la agricultura” Refirió que, en el 2001, los países europeos estaban destinando 360 mil millones de dólares al subsidio de la agricultura, casi mil millones al día, mientras que las naciones latinoamericanas habían retirado casi todos los apoyos al campo “De ahí que fuera imposible que se pusieran de acuerdo en esta conferencia reciente, que terminó en fracaso en Cancún”

Comentarios