Promete nuevo líder del PRI-Aguascalientes recuperar gubernatura

miércoles, 24 de septiembre de 2003
Aguascalientes, Ags , 23 de septiembre (apro)- Con la sombra de las preferencias electorales que le son desfavorables a su partido y poca trayectoria política, Armando Guel Serna, hijo de un exgobernador del estado, es ahora el nuevo presidente del Partido Revolucionario Institucional (PRI) en Aguascalientes Para líderes de partidos políticos locales, el nombramiento representa una “imposición” de los grupos tradicionales del PRI, encabezados por Héctor Hugo Olivares, quien aspira a contender nuevamente por la gubernatura La llegada de Guel Serna coincide con la de Lorena Martínez a la secretaría general, vinculada a Otto Granados, y que como diputada federal su única acción relevante fue el enfrentamiento público con sostuvo con el titular de la Comisión Nacional del Deporte (Conade), Nelson Vargas El proceso interno mediante el cual la fórmula integrada por Guel Serna y Martínez Rodríguez ganó con 1055 de los 1199 votos emitidos, de ninguna manera estuvo alejado de polémicas Una de las planillas encabezada por el exdiputado local Armando López Campa, fue impedida de participar en las elecciones, luego de que la Comisión Interna del partido recurrió a los estatutos y estableció que éste ya había sido presidente estatal, por lo que no podía repetir en el puesto Durante su toma de posesión, Armando Guel afirmó que el PRI recuperará la gubernatura en las elecciones del 1 de agosto de 2004 y sacar del Palacio de gobierno a “esos azules que han transformado la vida del estado y del país”, en alusión al Partido Acción Nacional (PAN) En posteriores entrevistas con medios locales, no descartó la posibilidad de buscar alianzas partidistas Pero las encuestas no favorecen al PRI en Aguascalientes Un informe de Consulta Mitofsky publicado en su página de internet, señala que el PAN se mantiene arriba con el 29 por ciento de las preferencias, por 24 del Revolucionario Institucional Hijo del exgobernador Francisco Guel Jiménez, el ahora presidente del PRI ha sido militante desde su juventud, aunque ha tenido pocos cargos de relevancia Ocupó la Secretaría de Promoción y Gestoría del partido, además de la presidencia de la Sociedad Mexicana de Licenciados en Administración Pública, filial del tricolor Fue elegido diputado local en la LVI Legislatura del estado, recordada por ser la última con una mayoría priista y por haber avalado en 1993 la privatización del servicio de agua potable que fue impulsada por el entonces gobernador Otto Granados Roldán Por su parte, la secretaria general estuvo ligada al sexenio de Granados Roldán, cuando en 1997 el exvocero salinista la colocó al frente del Instituto del Deporte del Estado, como un premio de consolación, luego de que falló en su intento de ser diputada local en 1995 Años después, Lorena Martínez alcanzaría una curul, pero ahora en el Congreso de la Unión, donde arribó en calidad de legisladora plurinominal luego de coordinar la campaña de Francisco Labastida en Aguascalientes Su trayectoria en San Lázaro, donde ocupó la vicecoordinación de Gestoría Social, resultó prácticamente intrascendente, con excepción de un hecho suscitado a finales de 2002, cuando junto con los panistas Samuel Yoselevitz y Sergio Vaca, y el priista Vìctor Torres Infante acusaron al presidente de la Comisión Nacional del Deporte (Conade) y Codeme, Nelson Vargas Basañez, de supuesto desvío de recursos públicos en beneficio de las albercas privadas que llevan su nombre Se ordenó una auditoría que no arrojó pruebas en contra del funcionario federal El representante jurídico de la Codeme, Juan José Trevilla Rivadeneyra, sentenció que los cuatro legisladores habían procedido de esa manera, debido a “cuestiones personales y favores no concedidos por Nelson Vargas” (Proceso 1361) Para líderes de agrupaciones políticas, la llegada de Guel Serna no representó mayores inquietudes En declaraciones a la prensa local, el presidente estatal panista Arturo González Estrada consideró que el proceso interno del PRI, “mostró las fisuras en ese partido”, en tanto que el perredista Antonio Ortega Martínez comentó en entrevista que “el nombramiento es una concesión otorgada por el grupo de Héctor Hugo Olivares Ventura” “Armando Guel no se ha caracterizado por ser un líder estatal o estar vinculado a movimientos sociales Pero su relación con el olivarismo le ha permitido alcanzar esta posición en el PRI”, remató

Comentarios