Casinos, benéficos para México: Congreso de Guerrero

jueves, 25 de septiembre de 2003
Chilpancingo, Gro , 24 de septiembre (apro)- Por petición de un legislador perredista, el Congreso local demandará sacar de la “congeladora” la reforma a la Ley Federal de Juegos con Apuestas, Sorteos y Casinos, que durante dos legislaturas federales se encuentra en comisiones en la Cámara de Diputados El diputado perredista David Jiménez Rumbo propuso a la Comisión Permanente del Congreso local un punto de acuerdo para que esta Legislatura exhorte a la federal a que “ejerza sus facultades constitucionales y se apruebe la reforma a la Ley Federal de Juegos con Apuestas, Sorteos y Casinos”, mediante la cual se reglamenta la instalación de dichos centros de apuestas en el país La moción fue aprobada por los 12 diputados que conforman la Comisión Permanente, dando por válidas las consideraciones del legislador de que la iniciativa federal impulsará el empleo y desarrollo económico en municipios de vocación turística Jiménez Rumbo especificó que en el caso de Guerrero, dicha iniciativa federal respaldaría la instalación de centros de apuestas en Acapulco y en Ixtapa-Zihuatanejo, destinos en franca decadencia y sin competitividad frente a sitios como Cancún o Los Cabos Apegado a estudios realizados por comisiones de Turismo de anteriores legislaturas federales, Jiménez Rumbo argumentó que de reglamentarse la instalación de casinos, se calcula una inversión inicial de dos mil 400 millones de dólares, para un primer proyecto, y 25 millones para una primera fase de construcción de infraestructura en el ámbito nacional Entre las diez ciudades en las que se contempla podrían funcionar este tipo de negocios, recordó el legislador, están considerados esos dos centros turísticos guerrerenses Por otro lado, aseguró que de abrirse las primeras dos casas de juego en Guerrero, las estimaciones hablan de que “la derrama económica en el estado sería de 220 millones de dólares anuales”, es decir, 110 millones por cada uno, de acuerdo con datos de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados “La inversión privada nacional y extranjera impulsaría el proyecto --para instalar diez casinos de tamaño convencional--, en una primera etapa, sería de entre dos mil al año y entre tres mil y cuatro mil millones en el mediano plazo… La cual representaría un incremento sobre la tenencia y aumento anual sobre la construcción y empleos directos a miles de trabajadores en el estado”, consideró el legislador Entre los beneficios adicionales que menciona Jiménez Rumbo en el documento presentado ante la permanente, está el incremento en la recaudación de impuestos para los tres niveles de gobierno, ya que de acuerdo con la propuesta, tanto los municipios como los estados donde se instalarían estos centros de apuestas tendrían participación tributaria de forma directa Para el perredista, lo más importante es que “se crearían los empleos que tanto necesitan los guerrerenses” Por último, sostuvo que con la aprobación de la Ley Federal de Juegos con Apuestas, Sorteos y Casinos habría “una normatividad clara, especial y estricta sobre un fenómeno que ya existe en nuestra entidad y que procuraría que ya dejen de desarrollarse las actividades clandestinas de juegos y sorteos, lo que implica, naturalmente, que el estado tendrá un mecanismo jurídico para vigilar y castigar a quien opere casinos” Ya en 2001, Acapulco fue testigo del primer intento de instalación de un casino, para retar a legisladores y autoridades Roberto Castillo Díaz de León, animoso impulsor de esta actividad, abrió una escuela de dilersz, encargados de los juegos en los casinos, y abrió un centro de apuestas que no pudo ni inaugurarse, pese a la numerosa asistencia, porque el local fue clausurado por la fuerza pública La explicación del entonces alcalde perredista Zeferino Torreblanca Galindo, fue que no apoyaría una iniciativa como la de Castillo para retar a las autoridades federales Torreblanca Galindo es actualmente diputado federal y aspira a presidir la Comisión de Turismo

Comentarios