La globalización se ha aplicado con estupidez, acusa Felipe González

viernes, 26 de septiembre de 2003
* Propone luchar contra la pobreza extrema *Se debe incrementar el desarrollo de la infraestructura y de capital humano, dice Ciudad Victoria, Tamps , 25 de septiembre (apro)- El gran fallo del modelo de globalización no es la globalización en sí, el problema es la aplicación del modelo que ha sido y es estúpido, aseguró aquí el expresidente del gobierno español, Felipe González Al dictar una conferencia magistral dentro del coloquio internacional “Pobreza, Realidad y Desafío”, el exjefe de gobierno de España planteó tres niveles para enfrentar el desafío de la pobreza que afecta a los países de América Latina: lucha contra la pobreza extrema, políticas de inclusión que creen ciudadanía y políticas de desarrollo versátiles El fallo de la aplicación de modelos económicos como la globalización, afirmó en su ponencia, es no incluir a un número creciente de ciudadanos en el sistema Con base en su experiencia como gobernante de España, expuso en su participación su propuesta para combatir la pobreza, que, dijo, hace mes y medio compartió con el presidente brasileño Luiz Inacio Lula Da Silva En el primer nivel situó la política de lucha contra la pobreza extrema y la definió como “una obligación moral ineludible”, para lo cual, dijo que hay que acumular recursos no sólo públicos, sino también privados En un segundo nivel, señaló el instrumentar políticas de inclusión que creen sentido de ciudadanía, compromisos, derechos y obligaciones, entre las cuales citó los procesos de escrituración que ha puesto en marcha el presidente de Brasil y los programas de microcréditos Como un tercer frente, destacado por el expresidente español como el más importante, señaló el conectar las políticas anteriores con políticas de desarrollo, para que se dé una reducción progresiva de las políticas de solidaridad pasiva o subsidiaria que genera la pobreza extrema En ese sentido, indicó que se tienen que establecer políticas que amplíen los elementos del desarrollo de la infraestructura física, o del capital humano “para que esa base de la pirámide sea lo más incluyente posible” “No le propongo a nadie que desequilibre el presupuesto –aclaró--, estoy proponiendo que se aprovechen los márgenes de la economía de cada país, que no altera a los equilibrios macroeconómicos, por ejemplo, que no alteran a los equilibrios de balanza de pago ni balanza comercial y que aprovechan el ahorro interno creando relaciones crecientes de confianza entre los tenedores del ahorro, y las necesidades del país” Dijo que México puede aprovechar su ahorro interno para crear políticas de inclusión de manera versátil González reconoció haber sido un defensor de la política de mercado, cuando dentro de la izquierda eso era considerado un “pecado”, aunque después advirtió que el mercado no arregla todos los problemas y hay que recurrir a la política “Recuperemos –indicó--, la política en el sentido de que la política es el arte de gobernar el espacio publico que compartimos y lo compartimos con pluralidad de ideas, diversidad de identidades y contraposición de intereses, multiplicidad y contraposición de interés” Del PRI, de FOX y de Obrador En rueda de prensa, González ponderó la popularidad que tiene el presidente Vicente Fox en comparación con otros presidentes de América Latina: “Es que los ciudadanos no sólo no le atribuyen la responsabilidad de que parte de las cosas que se esperaba que ocurrieran no es suya, sino que por el momento, piensan que si no fuera él, sería peor, ¿cuánto puede durar? No lo sé” Al ser cuestionado sobre la popularidad de Andrés Manuel López Obrador, dijo que es muy temprano para la sucesión presidencial y que, en las reglas de una democracia, el panorama puede cambiar de un año a otro “Como todos los políticos tiene virtudes y defectos, pero López Obrador tiene un elemento bien interesante –comentó--, que cada vez que habla polariza el debate, lo hace magistralmente, y les da tarea para todo el día, como comparece a las 6 de la mañana, les da tarea, pero no para que lo sigan a él, sino para que sigan lo que él quiere que sigan” Al ser abordado sobre el futuro político del PRI, González consideró que tiene una ventaja “relativa” y una desventaja que “pesa” “El principal enemigo del PRI desde el 2000, son los mismos del PRI, su incapacidad para reencontrar un camino para tener un proyecto en una circunstancia sustancialmente distinta de la circunstancia anterior –dijo--, su gran ventaja es su capacidad de arraigo, que no ha sido sustituida por ninguna otra fuerza política”

Comentarios