Mayor sensibilidad de Semarnat a reclamos de Jalisco sobre agua

jueves, 4 de septiembre de 2003
*“Un respiro” para el gobierno estatal, la designación de Alberto Cárdenas Guadalajara, Jal , 3 de septiembre (apro)- Luego de que el anterior titular de la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), Víctor Lichtinger Waisman, puso en riesgo la construcción de la presa de Arcediano cuando hace un mes declaró que antes debería de hacerse una consulta a fondo, la designación de Alberto Cárdenas Jiménez para sustituirlo en el cargo, es un respiro para el gobierno estatal Aunque el exgobernador Alberto Cárdenas y el actual, Francisco Ramírez Acuña --ambos panistas-- no llevan una buena relación, éste recibió el miércoles la noticia del cambio de muy buen agrado, y adelantó que eso puede beneficiar a Jalisco, tanto por el saneamiento que se debe hacer de la cuenca Lerma-Chapala-Santiago, como por los propios proyectos del agua para Guadalajara En reciente visita a esta capital, y ante la protesta de muchos ecologistas que se oponen a la construcción de la presa de “Arcediano” en el fondo de la barranca de Huentitán, en este municipio, porque no se ha hecho un estudio del impacto ambiental de la obra, Lichtinger había declarado que tendría que hacerse la consulta pública al respecto, antes de iniciar trabajos el próximo mes Ramírez Acuña declaró que es muy positivo que se designe a Cárdenas Jiménez para un puesto así, toda vez que hacía mucho tiempo que una persona de esta entidad no ocupaba tal cargo, "además por lo que esto significa para proyectos de agua que impulsa Jalisco, y a nosotros nos debe dar mucho gusto que vaya un jalisciense a trabajar, tanto en bosques o en materia de saneamiento, y evidentemente algo fundamental que es el saneamiento de los ríos Santiago, Lerma y del mismo (lago de) Chapala, y evidentemente de los propios proyectos del agua para Guadalajara" Ahora, con la designación de Cárdenas Jiménez no se sabe si continuará adelante la programada consulta a la ciudadanía, para ver si se construye la presa de “Arcediano”, precisamente en la junta de los ríos Verde, que trae aguas preponderantemente limpias, y Santiago, que arrastra enormes cantidades de aguas negras, entre ellas de gran parte de la zona oriente de esta área metropolitana, además de aguas con metales pesados y componentes químicos sumamente dañinos, que son desechos de grandes industrias ubicadas a lo largo de la cuenca y que carecen de tratamiento Independientemente de ese problema, “Arcediano” representaría un grave costo para la economía local, toda vez que, en principio, se tendrían que bombear 10 metros cúbicos de agua a una altura de casi 600 metros y potabilizarla para hacerla susceptible de uso doméstico, aunque --según expertos-- contendría un volumen importante de heces fecales El costo para bombear el agua a 580 metros, será de cien mil kilovatios-hora, según el Fideicomiso para el Ahorro de Energía Eléctrica, lo que implicará, anualmente, una erogación aproximada de 300 millones de pesos, independientemente de que hay déficit en la generación de electricidad La solución apuntada por distintos técnicos, entre ellos del ingeniero Elías González Chávez, era la de hacer llegar agua con su propia presión desde una presa que inicialmente se construiría en La Zurda, sobre el mismo río Verde, cerca de Yahualica, y que posteriormente se cambió al lugar conocido como Loma Larga Finalmente, en este sexenio se resucitó el proyecto de El Purgatorio, cerca del lugar donde se piensa hacer ahora y que fue planteado por el entonces gobernador Guillermo Cosío Vidaurri, pero fue desechado por el gran costo que tendría debido al consumo de electricidad Ahora, en el gobierno del panista Ramírez Acuña, el priista Enrique Dau Flores, a la sazón secretario de Desarrollo Urbano y Rural con Cosío y ahora director de la Comisión Estatal del Agua y Saneamiento (CEAS), se ha vuelto sobre el viejo proyecto desechado hace más de una década Por otro lado, persiste una disputa entre el ayuntamiento de Guadalajara y el gobierno estatal, para saber si es o no zona protegida la barranca de Huentitán en donde, sin permiso de la autoridad municipal, han destruido ya la mitad de las 60 viviendas de “Arcediano”, tanto del lado de la jurisdicción tapatía como de la de Ixtlahuacán del Río, que es una comunidad unida por el que fue el primer puente colgante del país, construido en la última década del siglo XIX y que quedaría inundado por la presa, sin que hasta ahora el Instituto Nacional de Antropología e Historia (INAH) haya sido consultado al respecto Rechazo de ambientalistas Porque consideran que es una aberración y un atentado contra la ecología y la economía del pueblo, organizaciones no gubernamentales de Jalisco se ampararán contra la construcción de la presa de “Arcediano”, que tiene como finalidad abastecer de agua potable a esta capital en el futuro mediato El gobierno de Ramírez Acuña pretende iniciar los trabajos en octubre próximo, pero hasta ahora no se han dado a conocer los pormenores de la obra que endeudará más al estado y provocará la carestía del agua, toda vez que, en lugar de traerla por gravedad, desde fuentes más lejanas y de mejor calidad, se prefiere elevarla a 580 metros de altura, lo que requerirá un gran consumo de energía eléctrica que no se tiene Al anunciar lo anterior, el presidente de la Fundación Cuenca Lerma Lago de Chapala Santiago, Manuel Villagómez, denunció que los promotores de esta presa, en particular el director de la CEAS, Enrique Dau Flores, han pasado por alto no sólo acuerdos, como el del ayuntamiento de Guadalajara, que declaran la barranca Oblatos-Huentitán como área natural protegida, sino que además han violado los derechos humanos, al obligar a los pobladores del lugar a abandonar sus casas y destruirlas aun antes que los hayan indemnizado debidamente y de que encuentren vivienda y acomodo para sus hijos en esta ciudad, entre otras calamidades Por esa razón y otras más, se promoverá un amparo en contra del gobierno del estado y de CEAS, a fin de que las cosas queden como están Ratificó además que lo que pretenden sus promotores es construir, al otro lado de los ríos, un fraccionamiento y parque privado para beneficio de la clase pudiente de Guadalajara, y que para tal caso pretenden utilizar la cortina de la presa, que tendrá una altura de 125 metros, a fin de emplearla como puente sin costo adicional para los fraccionadores ni los habitantes futuros de esa colonia

Comentarios