Critica directora del IIE ambición política de Maricarmen Ramírez

jueves, 14 de octubre de 2004
* Su postura carece de ética, asegura María Teresa Uriarte * Considera “poco sólida” la carrera política de la senadora con licencia Campeche, Cam , 13 de octubre (apro)- La directora del Instituto de Investigaciones Estéticas de la UNAM, María Teresa Uriarte, criticó la ambición de la perredista María del Carmen Ramírez por suceder a su esposo Alfonso Sánchez en la gubernatura de Tlaxcala y juzgó su postura carente de ética De visita en Campeche para anunciar un coloquio internacional que organiza el IIE que ella dirige, Uriarte de Labastida consideró “poco sólida” la carrera política de la tlaxcalteca; y la acusó de utilizar el cargo público de su consorte para sus ambiciones personales “Creo que aquí hay que separar el asunto: no es cuestión de género No es que las mujeres no podamos acceder a un puesto de elección popular y a la Presidencia de la República por capacidades; claro que las tenemos igual que cualquier ser humano, pero no estamos hablando de una cuestión de género”, añadió la esposa del excandidato del PRI a la Presidencia de la República, Francisco Labastida Ochoa “¿Es ético que una persona que durante seis años ha gozado de la difusión del poder, de los medios que tiene la esposa de un gobernante?, o vamos a ponerlo al revés, que ella sea la gobernadora y entonces ¿Es ético que su esposo se presente a una campaña, a lograr una campaña y a lograr el puesto que ella tiene?”, cuestionó Inmediatamente se respondió: “yo creo que eso no es ético” La esposa de Labastida Ochoa, quien descartó tener aspiraciones políticas y aclaró que su incursión en el pasado sólo fue para apoyar a es cónyuge, aludió la situación de María del Carmen Ramírez, y otras esposas de gobernantes en la misma postura, incluida Marta Sahagún: “Es una cuestión de capacidades y es una cuestión ética, yo creo que si Raúl Salinas de Gortari hubiera hecho una campaña para postularse como presidente de la República, el 999% de los mexicanos lo hubiéramos repudiado, yo creo que en los gobiernos priistas se hubiera visto verdaderamente como un exabrupto “¿Por qué no verlo de la misma manera? ¿Porque es la esposa del presidente, porque es la esposa del gobernador, porque es la esposa del presidente municipal? “Es un problema de ética, no de género No tiene nada que ver, vamos a analizarlo en un caso cercano: yo no tengo ninguna duda de que si después de que Francisco Labastida, fue gobernador, yo hubiera hecho una campaña para ser postulada como gobernadora, hubiera ganado, no tengo duda”, concluyó irónica

Comentarios