CEN-PRD, culpable de la crisis en Tlaxcala: Montes de la Vega

martes, 5 de octubre de 2004
* El dirigente perredista en Guanajuato exige a sus líderes nacionales dar la cara y afrontar su responsabilidad * Justifica el apoyo a Maricarmen Ramírez por la posibilidad de que el partido perdiera su registro Guanajuato, Gto , 4 de octubre (apro)- El Comité Nacional del PRD es el responsable del conflicto que se vive en Tlaxcala con la candidatura de la senadora Maricarmen Ramírez, esposa del gobernador Alfonso Sánchez Anaya, “por el mal manejo que hizo del asunto”, y algunos de sus integrantes tendrán qué dar la cara y afrontar su responsabilidad, dijo aquí el dirigente estatal del partido, Arnulfo Montes de la Vega Luego de que el Consejo Nacional del PRD decidió por mayoría reconocer la candidatura de Maricarmen Ramírez en Tlaxcala, Arnulfo Montes de la Vega admitió haber sido uno de los consejeros –como la mayoría de la delegación guanajuatense-- que votó en favor de esa postura, y rechazó la opción de no participar en la elección estatal en esa entidad “Entramos a la situación de que somos un partido que va a cumplir con la legalidad o va a ir contra el Estado de derecho El partido hizo mal las cosas; si ya se había definido la postura de no llevar a familiares y esposos o esposas a los cargos, desde un principio debió haberse impedido su registro para participar en el proceso interno en Tlaxcala, no se le debió inscribir en la elección interna, eso no debió pasar”, dijo Montes de la Vega El presidente del Comité Estatal perredista dijo que la decisión asumida en el Consejo no sólo fue muy difícil para quienes tomaron una opción o la otra, sino que mostró el divisionismo y abrió un fuerte conflicto al interior del partido, “que tendremos qué afrontar, discutir y resolver” Aseguró que será necesario que aquellos integrantes del CEN que tomaron decisiones equivocadas al admitir como precandidata a la esposa del gobernador Sánchez Anaya o se equivocaron en el manejo del problema, den la cara y afronten su responsabilidad, aunque no dio nombres En su caso, explicó que decidió votar por el reconocimiento de la senadora como candidata a gobernadora porque que probablemente no pudieran participar en las siguientes elecciones, al arriesgarse a perder el registro local, pero sobre todo, dijo, porque el PRD debe acatar la ley, y el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación le dio la razón en este sentido a Maricarmen Ramírez “Debemos ser un partido que respete el Estado de derecho Nos tocó la mala suerte del cohetero Pero el CEN es el responsable; entre consejo y consejo él lleva las riendas y condujo mal las cosas Eso tenemos qué decirlo, no fueron las decisiones más acertadas que pudieron tomarse”, insistió Por ello, dijo que será muy importante el análisis y las resoluciones que se tomen en el congreso nacional extraordinario que se convocó para principios del 2005 Respecto al precedente que esta postura tiene para las aspiraciones de otras primeras damas como Marta Sahagún de Fox o la esposa del gobernador de Nayarit, el dirigente perredista aseguró que cualquier paso que se hubiera dado hubiera significado un precedente bueno para unos y malo para otros “Aquí en Guanajuato tenemos el precedente del panismo en Pueblo Nuevo –donde por 9 años un matrimonio se alternó la presidencia municipal--, y nosotros aquí en la capital del estado, con la esposa del alcalde como candidata (del PRD) El asunto tiene qué ir más allá de la esposa, porque puede serlo hoy y mañana dejar de serlo Habría qué discutirlo más allá”, sugirió Según Montes de la Vega, el siguiente paso sería contar con los órganos electorales y de vigilancia interna de los propios partidos políticos para garantizar y transparentar la participación de los familiares directos y cónyuges en una candidatura a cualquier cargo “El problema es la certeza de los órganos que revisan la participación Si en Tlaxcala tuviéramos un órgano electoral que nos da toda la certeza de que no habrá intervención del gobernador o dineros públicos estatales, y de que se sancionaría si así ocurriera, no habría problema en que compita Lo que tenemos qué revisar como país –propuso- es la consanguinidad de cara a las instituciones para que revisen y haya los candados suficientes”

Comentarios