Advierten riesgos de partidizar el Consejo Electoral de Yucatán

miércoles, 24 de noviembre de 2004
* Este miércoles vence el plazo para que el Congreso local elija a los 14 integrantes Mérida, Yuc , 23 de noviembre (apro)- En medio de un “desaseado” proceso de inscripción de candidatos, diputados del PRI, PAN y PRD en el Congreso de Yucatán, elegirán este miércoles a los 14 integrantes del próximo Consejo Electoral del estado A escasas horas de vencer el plazo para el reemplazo del CEE, que entrará en funciones a partir del 1 de diciembre, el politólogo Efraín Poot Capetillo advirtió el riesgo de que ese órgano quede secuestrado por los intereses de las cúpulas de poder político del estado Inmersos en una franca lucha entre los que intentan regresar y los que se niegan a perder los espacios de poder ganados en los últimos años, partidos políticos y organizaciones civiles afines a intereses partidistas y hasta económicos, pugnan por colocar sus candidatos como finalistas, con el fin de que en cualquiera de los dos métodos (consenso o insaculación) puedan tener el mayor número de posibilidades Para el investigador de la Universidad Autónoma de Yucatán, el proceso desde el inicio fue “desaseado”, porque decenas de organizaciones civiles afines a partidos políticos intentaron meter el mayor número de propuestas a consejeros en las últimas horas del plazo, previendo que en el caso de que no se llegue a un consenso entre los diputados del PRI, PAN y PRD, al tener más candidatos, por ende, tendrán mayores probabilidades de colocar a uno de los suyos El catedrático de la UADY, sostiene que esta lucha entre partidos y ONG, se acrecienta porque el próximo Consejo Electoral será el órgano que organice y sancione las elecciones del 2006 cuando se deberán elegir 106 alcaldes, 25 diputados locales y gobernador, y lo ven como un foro desde donde pueden incidir para sus fines particulares Dice que con este escenario, el PRI que perdió la gubernatura y mayoría en el Congreso local y en los municipios del estado en las pasadas elecciones, intenta recuperar esos espacios, mientras tanto el PAN que gobierna la entidad desde hace tres años, también intenta apoderarse de la estructura electoral y político-partidista que le permita manejar la elección a su conveniencia También, el investigador denuncia que entre los aspirantes, al margen de que muchos de ellos están plenamente vinculados con algunos partidos, o carecen del perfil adecuado por ser consejeros, muchos de ellos sólo buscan un estatus social y económico; incluso una posición política, como sucedió con el IFE, donde muchos de sus integrantes hoy son legisladores o funcionarios del gobierno Propone que los legisladores, analicen uno por uno la trayectoria académica y sobre todo ética de los aspirantes a consejeros, y con base en ello se depure la lista de 217 aspirantes, para que solamente queden los mejores; y de ahí mediante un proceso de insaculación se seleccione a quienes deberán integrar el órgano electoral de Yucatán Advierte que en caso de que los diputados acuerden a los consejeros con base en cuotas parlamentarias, sería un grave error y sobre todo una ofensa para el pueblo yucateco, además de que representaría un retroceso democrático

Comentarios