Enésima deserción en el gobierno de Guanajuato

viernes, 26 de noviembre de 2004
* Titular de Desarrollo Social dimite tras auditoría a su paso como edil en Salamanca Guanajuato, Gto , 25 de noviembre (apro)- Apenas un año duró en su cargo como secretario de Desarrollo Social y Humano del estado el exdiputado local y exalcalde de Salamanca Justino Arriaga Silva El funcionario panista debió separarse del cargo bajo el pretexto de que atenderá observaciones de una auditoría practicada a su gestión como alcalde, en la que presuntamente surgieron irregularidades Arriaga Silva se convirtió en el enésimo integrante del gabinete del gobernador Juan Carlos Romero Hicks en dejar el cargo Es el segundo titular de esta secretaría, que fue creada bajo el mandato de Romero Hicks y cuyo titular anterior, Arturo Núñez Serrano, fue removido a otra área de proyectos estratégicos del gobierno hasta que salió de la administración estatal Durante estos cuatro años del gobierno de Romero Hicks –quien no se ha descartado como aspirante a la Presidencia de la República--, han desfilado tres secretarios de Gobierno; tres de Seguridad Pública; dos procuradores; dos contralores; dos titulares de Desarrollo Social y Humano; dos directores del DIF estatal, además de un cúmulo de directores de dependencias como el Instituto de Ecología; el Instituto de Seguridad Social del estado; el Sistema Estatal para el trabajo, entre otros “Lo que más nos preocupa es la inestabilidad que se manifiesta al interior del gabinete del gobernador Romero Hicks”, dijo en una entrevista radiofónica esta mañana el diputado del PRD, Carlos Scheffler Ramos La renuncia de Justino Arriaga se dio en la noche del miércoles, de manera sorpresiva aun para el propio gobernador Romero Hicks, quien consideró complicadas las circunstancias en las que el funcionario se separa de su cargo El exsecretario entregó una carta en la que informó que solicitó al gobernador una licencia para dejar el cargo, a fin de “responder las peticiones de información a las que haya lugar y realizar todas aquellas diligencias y trámites” relativa a auditorías practicadas a su administración como alcalde de Salamanca, durante el periodo 2000-2003 Y ante el hecho de que su salida se ha interpretado también como producto de pugnas internas en el PAN guanajuatense, Arriaga Silva pidió que al terminar el proceso de revisión y dictamen de la auditoría, “prevalezca la verdad” La auditoría a la que se hace referencia fue realizada por el Órgano de Fiscalización Superior del estado Aún no ha sido dictaminada por los diputados de la Comisión de Hacienda del Congreso local, cuyo presidente, el panista Humberto Andrade Quesada, aseguró que no se busca proteger al ahora exfuncionario ni absolverlo si se le encuentra responsable de algún delito La revisión ha revelado algunas anomalías en el ejercicio del Ramo 33 y en la asignación y construcción de un puente en Salamanca, aunque el dictamen final no ha salido del pleno del Congreso Como pendiente aparece también la aprobación de un dictamen de auditoría al Instituto Estatal de Ecología durante el 2002, mismo que según la decisión de la Comisión de Hacienda, derivará en una denuncia penal por desvíos, gastos no justificados o comprobados, proyectos no cumplidos en esta institución, y que representarían daños al erario por unos 5 millones de pesos Esta denuncia podría alcanzar a otro excolaborador del gobernador Romero Hicks: el exdirector del Instituto de Ecología, Rodrigo Estrada, quien también fue separado del cargo después que se conocieron las irregularidades

Comentarios