Titular del DIF posterga sus aspiraciones políticas hasta el 2010

miércoles, 1 de diciembre de 2004
* Rechaza, en Campeche, que la dependencia sea una policía de la asistencia social Campeche, Cam , 30 de noviembre (apro)- La directora del Sistema DIF nacional, Ana Teresa Aranda Orozco, reconoció que su “corazoncito” tiene aspiraciones políticas, no obstante, sostuvo, éstas tendrán que esperar hasta el 2010, pues el pueblo mexicano no le paga “para hacer grilla” En entrevista que concedió luego de inaugurar la 26 Reunión Nacional de Directores de los Sistemas DIF Estatales, a la que asistieron representantes de 29 entidades, la funcionaria dijo que tiene una encomienda importante al frente del DIF nacional, y reiteró que, con 50 años de edad, aún tiene “mucho tiempo por delante” para dedicarse a hacer política Respecto del conflicto presupuestal para el próximo ejercicio, Aranda Orozco opinó que el proceso terminará hasta que se publique el decreto en el Diario Oficial de la Federación, mientras tanto, se mantiene intacto el rubro de salud, en el que se incluye la asistencia social Dijo que si no se aprueba el proyecto del Ejecutivo, se reducirán a la institución 900 millones de pesos, del capítulo 1000, que corresponde al renglón de asistencia social en materia de salud y, en consecuencia, advirtió, se tendría que despedir personal que tiene a su cargo las unidades de atención del DIF en todo el país Por último, pidió a los diputados federales “tener responsabilidad en lo que están haciendo” En 4 años, 26 reuniones Poco antes, en el evento, dijo que en 25 años de vida el DIF “apenas se pudo reunir once veces con sus directores generales, mientras que ahora, en menos de cuatro años, se han tenido 26 reuniones de directores generales” “Creo que eso habla del compromiso que tenemos, de cómo estamos interactuando a pesar de tener diferentes proyectos políticos, demostrando que se puede vivir el federalismo sin contratiempo y con armonía” El acto tuvo como finalidad la difusión de la nueva Ley de Asistencia Social, publicada en septiembre en el Diario Oficial de la Federación, y de las nuevas atribuciones que se conceden a la institución Dijo que hay una ampliación de facultades, dando rectoría al DIF nacional sobre la asistencia social pública y la asistencia privada “Esto es algo que tenemos que estudiar: cómo vamos a hacer para no convertirnos en un policía de la asistencia social; cómo vamos a hacer para que podamos impulsar el trabajo de la asistencia social privada; cómo le vamos a dar a la asistencia social privada ese estatus y ese reconocimiento que está necesitando por parte de la autoridad” Añadió que en adelante el DIF se convertirá en el “certificador de modelos”, a fin de garantizar que la asistencia social sea una herramienta que permita la inclusión

Comentarios