Un mito, las remesas como detonante del desarrollo

viernes, 24 de diciembre de 2004
* Los recursos no se quedan en comunidades de origen de migrantes, revelan investigadores Colima, Col , 23 de diciembre (apro)- Más que detonar el crecimiento económico de las comunidades que las reciben, como tradicionalmente se ha concebido, las remesas de dólares enviadas a México por los trabajadores emigrantes en Estados Unidos, son utilizadas en su mayor parte para satisfacer las necesidades básicas de las familias, sostienen Jesús Arroyo Alejandre e Isabel Corvera Valenzuela, investigadores de la Universidad de Guadalajara En su estudio "Actividad económica, migración a Estados Unidos y remesas en el Occidente de México", los académicos señalan que ese dinero no es de importancia fundamental para la economía de las comunidades ni tienen cada año un efecto multiplicador, como se afirma, pues "hay una relación poco significativa entre actividades económicas, migración y remesas", y éstas, sostienen, tienen mayor relación con el sector servicios, integrado en los municipios principalmente por microempresas "En los lugares que cuentan con un alto número de emigrantes ?explican-- es común que haya un fuerte gasto de quienes regresan en diciembre a visitar a sus familias En ese mes se incrementan en forma sustancial las actividades de los servicios y el comercio "Sin embargo, los municipios pequeños de muy alta emigración no tienen la infraestructura necesaria, y el dinero enviado del extranjero no beneficia directamente a la comunidad de los receptores, porque éstos terminan pagando productos y servicios de otras ciudades y regiones" Para realizar su investigación, Arroyo y Corvera estudiaron los casos de 50 municipios con poblaciones de 10 mil a 135 mil habitantes, pertenecientes a siete estados del Occidente del país: Aguascalientes, Colima, Guanajuato, Jalisco, Michoacán, Nayarit y Zacatecas Por parte de Colima, los municipios seleccionados para entrar en la muestra son Manzanillo, Tecomán y Villa de Alvarez Por Aguascalientes sólo se tomó en cuenta a un municipio Guanajuato entró a la muestra con 14; Michoacán y Jalisco con 13 cada uno, Nayarit con 2 y Zacatecas con 4 De acuerdo con los investigadores, el flujo de divisas que ingresan al país como remesas ha crecido en los últimos años: "Su cuantía es tan grande que, en 1995, México fue el cuarto país receptor neto de divisas por este concepto a escala mundial, y en 1999 ocupó el segundo lugar, con 5 mil 900 millones de dólares, seguido por Turquía, con 4 mil 500 millones Se estima que en 2001 ingresaron al país cerca de 8 mil 900 (Conapo, 2003) millones de dólares por este concepto 3275 dólares por envío "Según el Banco de México, en 2002 entraron al país 9 mil 814 millones de dólares como remesas familiares en casi 30 millones de envíos, lo cual indica que en promedio se envían a México 3275 dólares mensuales por cada transacción" Indican que la utilización de las remesas depende, sobre todo, de su monto y de la proporción que representan en los ingresos totales de las familias receptoras En una encuesta aplicada en seis ciudades de Jalisco, Guanajuato y Zacatecas, encontraron que en promedio 67% del valor de las remesas se destinó a la manutención de la familia, 12% a la compra de una casa o un terreno para la familia, 13% al ahorro, 2% a la creación o financiamiento de un negocio, 1% a bienes raíces y 4% a otro tipo de gastos "Por supuesto que las remesas tienen efectos diversos en los lugares donde se reciben, dependiendo de variables como el número de familias receptoras, el monto de las remesas y la proporción de familias que perciben otros ingresos, la forma como se gasta el dinero enviado, el tamaño de la localidad, sus actividades económicas, etcétera", refieren En su reporte de investigación, incluido en la publicación especializada Migraciones Internacionales, Jesús Arroyo e Isabel Corvera manifiestan que el trabajo de los mexicanos en Estados Unidos tiene como resultado un monto importante de remesas para los lugares de origen de los migrantes "Este flujo de divisas representa ingresos fundamentales para la manutención de muchas familias que permanecen en México Cuando la mayor parte de los ingresos familiares provienen de las remesas, y puesto que un alto porcentaje de ellas se destina al sustento de la familia, son las remesas las que sostienen en gran medida la economía de estas comunidades "Sin embargo, aun cuando las comunidades reciben remesas durante muchos años o incluso décadas, en la mayoría de los casos estos recursos han tenido poco efecto en el crecimiento de su economía" Exponen que "la mayor parte de las remesas se gasta en mantener a la familia, luego se utiliza para comprar una vivienda familiar, un pequeño porcentaje se destina al ahorro y otro aún menor a la creación de empresas productivas" Por lo tanto, sostienen, el efecto multiplicador de las remesas es mínimo en los municipios receptores, sobre todo porque la mayoría de las comunidades de las que salen los migrantes no cuentan con establecimientos que atiendan las necesidades de sus habitantes, por lo que éstos deben importar de zonas cercanas los productos y servicios que necesitan "Aun con las limitaciones del presente análisis, consideramos que la conclusión tiene cierto nivel de generalidad para los municipios pequeños y medianos del Occidente de México No obstante, es posible que las remesas tengan un efecto significativo en el crecimiento económico de municipios más grandes con ciudades que tienen funciones socioeconómicas regionales y, por lo tanto, empresas que producen bienes y servicios para los mercados de la región que son comprados con remesas", puntualizan

Comentarios