La política del avestruz

domingo, 8 de febrero de 2004
México, D F, 8 de febrero (apro-cimac)- ¿De dónde habrán sacado muchos funcionarios públicos mexicanos que la política del avestruz funciona? (usted sabe, la que dicta que al escondernos de la realidad ésta desaparece) ¿De dónde habrán sacado que negar o minimizar un asunto basta para que el asunto en cuestión sea menor? Me refiero al más reciente “avestruzaso” protagonizado por el secretario de Turismo, Rodolfo Elizondo, al minimizar los informes de México como destino de turismo sexual, preferido por pederastas Sus declaraciones no tienen desperdicio Le cuento: Resulta que El Universal ha venido publicando desde el martes 27 de enero datos del informe “Esclavitud sin fronteras: tráfico humano en el contexto estadunidense-mexicano”, elaborado por David Shirk y Alexandra Weber, y difundido por el boletín regional Hemisphere Focus, del Centro para Estudios Estratégicos e Internacionales (CSIS, por sus siglas en inglés) En ese estudio se apunta que México se ha convertido en uno de los principales destinos para el turismo sexual y los pederastas procedentes particularmente de Estados Unidos y Canadá Se afirma también que nuestro país es punto de entrada y una de las principales naciones de procedencia de las alrededor de 18 mil personas que son traficadas cada año a territorio estadounidense Asientan que frecuentemente las víctimas son encerradas y sometidas a abusos físicos, emocionales, violaciones colectivas, además de ser obligadas a pasar hambre y consumir drogas El documento sostiene que existen sitios en internet dedicados a promocionar el turismo sexual, ofreciendo paquetes que incluyen avión, hotel y direcciones de burdeles mexicanos, particularmente en la región fronteriza y en los sitios turísticos más importantes Como coincidencia, el miércoles 28 diversos medios publicaron declaraciones de Pedro Cerisola, secretario de Comunicaciones y Transportes, afirmando que alrededor del 50 por ciento de los delitos cometidos en la red están relacionados con la pornografía infantil Datos de la Policía Cibernética revelaron que a diciembre de 2002, de 397 sitios web que muestran pornografía infantil, 197 son sitios mexicanos; y a diciembre de 2003, de 27 sitios dedicados a la difusión, promoción y venta de pornografía infantil, 12 son mexicanos Otras notas refirieron también que en las promociones de turismo sexual se ofrecen viajes y citas con niños, niñas y adolescentes mexicanos en diversos puntos del país, y que la Procuraduría General de la República afirmó que las fronteras norte y sur del país, así como los destinos turísticos, se han convertido en “focos rojos” de la explotación sexual infantil Esto y más se difundió ampliamente Bueno, pues cuando el secretario de Turismo fue entrevistado para conocer su opinión al respecto, contestó con estas perlas: “Conozco la información publicada por El Universal, pero no tengo informes de que se esté promocionando el turismo sexual en el país a través de Internet” (¿Tiene que enviarle un informe con tres copias el secretario de Comunicaciones y Transportes? o ¿tiene que informarle personalmente?) “Lo que puedo decirle, continuó el funcionario, es que hemos seguido muy de cerca esta problemática en el área de Cancún y la Riviera Maya (por el caso del pederasta Jean Succar Kuri, actualmente prófugo), que hay una preocupación muy seria del gobierno y de las autoridades Perdone la molestia: ¿cuándo van a pasar de la preocupación a la ocupación?), pero (aquí viene el “avestruzaso”) me parece que la información del estudio no corresponde a la realidad y que se está exagerando” ¿Qué parte le parece al señor secretario que no corresponde a la realidad mexicana? ¿Qué cantidad de sitios de pornografía infantil, de tráfico de niñas, niños y adolescentes, de víctimas de pederastas o de comercio sexual, le parecerá no exagerado? ¿100, 1000, 10 mil? ¿Un solo caso no es motivo suficiente de indignación? ¡¿Un niño de cuatro años obligado a tener sexo con un adulto mientras es filmado, una niña de ocho años violada colectiva y repetidamente ante una cámara de video, una adolescente vendida como parte del paquete turístico no es motivo suficiente para prender todos los focos rojos y sentirse indignado hasta el tuétano y hacer tremendo escándalo y exigir investigación pronta y expedita?! Evidentemente no Rodolfo Elizondo agregó: “Yo no solapo (alguien tendría que informarle que el “avestruzamiento” también es una actitud solapadora) ni en ningún momento estaría de acuerdo con que eso sucediera, pero son hechos que se dan en todo el mundo (¡ah, menos mal!) No digo que estoy de acuerdo, no lo estoy, y hay que hacer algo tan pronto como se pueda” (¿Sacamos cita para el 2006?) El estudio de Shirk y Weber afirma: “la prostitución y pornografía infantil de niños y niñas se practica extensamente sin arresto o persecución, porque a menudo cuenta con el conocimiento y, por tanto, con la colaboración de funcionarios locales que se dejan corromper o que son apáticos en aplicar la ley” ¿También en esto exageran señor Elizondo? Apreciaría sus comentarios: cecilialavalle@hotmailcom

Comentarios