PAN, PRD y Convergencia rechazan aliarse con el Verde Ecologista

martes, 2 de marzo de 2004
* En Cancún, y con la adhesión del PRI, exigen la renuncia del alcalde García Zalvidea Cancún, Q Roo, 1 de marzo (apro)- En tanto que Acción Nacional, PRD y Convergencia por la Democracia anunciaron que no irán a ninguna coalición con el PVEM en el proceso electoral local de febrero entrante, cuando se renovarán gubernatura, Congreso y los ocho ayuntamientos, regidores de cuatro fracciones partidarias demandaron la renuncia del alcalde verde-ecologista de este municipio, Juan Ignacio García Zalvidea, al considerar que el escándalo de un posible soborno y otras irregularidades “no han sido aclaradas satisfactoriamente” Los líderes estatales de PRD, PAN y Convergencia, Alejandro Ramos Hernández, Patricia Sánchez Carrillo y Roberto Hernández, anunciaron en bloque que decidieron descartar cualquier posible alianza con el PVEM en las elecciones estatales venideras, y no sólo por el escándalo de corrupción que involucró a su líder nacional, Jorge Emilio González Martínez; también, porque el pasado fin de semana las bancadas de PRI y Verde Ecologista aprobaron la iniciativa de reforma electoral que envió el gobernador Joaquín Hendricks, la cual contiene algunos artículos considerados ilegales por los partidos opositores Por ejemplo, la nueva ley electoral establece algunas restricciones para establecer alianzas partidistas, como reducir los montos y topes de campaña –pues no permite la suma de ambas bolsas--, además de imponer candados a los aspirantes a puestos de elección popular para hacer actos en periodos considerados como de precampaña Incluso, el nuevo marco legal prohíbe expresamente que los alcaldes realicen actos considerados de campaña o precampaña en municipios que no correspondan a su jurisdicción Convergencia por la Democracia, en la persona de su líder municipal Roberto Hernández –quien acudió como representante del líder estatal, Manuel Valencia Cardín--, anunció que su partido ya trabaja en una controversia constitucional en contra de esa ley propuesta por el gobernador Y cuando recordó que hay al menos otros tres recursos en contra de acciones del gobernador y que esperan por una resolución, Roberto Hernández ironizó: “Parece que al gobernador ya le van a dar tratamiento de VIP (very important person), en la Suprema Corte de Justicia de la Nación” Por otra parte, en sesión de cabildo en esta ciudad, los regidores de PAN, PRI, PRD y Convergencia por la Democracia, pidieron al alcalde verde-ecologista, Juan Ignacio García Zalvidea, renuncie al cargo El concejal perredista, Gastón Alegre López, dijo que “el presidente municipal no ha aclarado suficientemente su parte en el escándalo de corrupción que envuelve a su dirigente nacional, y en el cual se le dio directamente, así como a regidores de su partido” Del mismo modo, Juan Castro Palacios, regidor por Convergencia, hizo un recuento de diversas irregularidades en autorizaciones, cambios de uso de suelo y permisos de construcción, los que “tienen serios visos de corrupción y tráfico de influencias” Los casos Riu y Maralago El concejal panista, Rodrigo Tello Peón, dijo que el alcalde “tiene que renunciar porque con su mayoría verde en el cabildo realizó acciones que ahora son altamente sospechosas de irregularidades” Puso como ejemplo el cambio de uso de suelo del condominio Maralago, donde además se desincorporó un predio de playa del ayuntamiento: “Sin autorización y con el anterior uso de suelo, el terreno valía 400 mil dólares; ahora, con la firma del alcalde y el voto de sus regidores verdes, ese terreno, que ya es propiedad de Maralago, cuesta 12 millones de dólares el beneficio que les dio el alcalde es evidente” Tello Peón también recordó que el alcalde promovió una autorización ambiental para el hotel español Riu, el mismo que luego compró el hotel de su hermano, el empresario Fernando García Zalvidea, en una operación superior a los 200 millones de dólares “Si ahora sabemos que el abogado que intermedió la operación fue el mismo que defiende a los García Zalvidea, pues queda muy claro que hubo tráfico de influencias”, comentó La sesión, que registró momentos de tensión cuando el alcalde intercambió insultos y acusaciones contra sus opositores, terminó sin su renuncia, tras considerar que la unión de esos regidores en su contra “es una cortina de humo tendida por el gobierno del estado”

Comentarios