Pide Xochitl Gálvez asegurar cultura de respeto para las indígenas

viernes, 5 de marzo de 2004
Mérida, Yuc , 4 de marzo (apro)- La titular de la Comisión Nacional para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas, Xóchitl Gálvez Ruiz, demandó al gobierno y sociedad, trabajar en la consolidación de una cultura de respeto e igualdad para las mujeres indígenas que les permita un desarrollo equitativo En el marco del taller internacional “Las mujeres indígenas: entre la violencia y la discriminación”, que se llevó a cabo en Mérida, la funcionaria denunció la falta de voluntad de los ministerios públicos para actuar contra quienes violan los derechos de la mujer indígena con el argumento de los usos y costumbres Ante representantes de la Red de Instituciones Nacionales de Promoción y Protección de los Derechos Humanos del Continente Americano, Gálvez Ruiz dijo que la discriminación a los pueblos indígenas ha generado que este sector sea uno de los más marginados en el país Expuso que las mujeres y las niñas indígenas son quienes padecen de manera más aguda los rezagos del bienestar, la violencia y la discriminación, por la falta de efectividad del Estado para atender estas demandas Recordó que el 40 por ciento de mujeres y niñas padecen desnutrición; y los porcentajes más altos de muerte entre ellas se deben a padecimientos prevenibles “¿Cómo podríamos presumir que existe garantía de la seguridad jurídica para las mujeres indígenas –cuestionó--, cuando una de sus mayores preocupaciones y de sus principales denuncias es siempre lo inalcanzable que les resultan la seguridad y la justicia?” Lamentó que en pleno siglo XXI, las culturas indígenas, como muchas otras, circunscriban lo femenino al espacio doméstico, lo que se refleja en mayores accesos educativos, satisfacción de necesidades y decisión del rumbo de la comunidad para los hombres “La vigencia de relaciones de dominación de género han hecho que la injusta carga de pobreza que ataca a los pueblos sean aún más pesada para las mujeres”, agregó “Las mujeres indígenas no son reconocidas como productoras y sin acceso a la tierra Son artesanas enfrentadas al mercado y a la competencia sin protección ni apoyo Son jornaleros en condiciones más precarias Son inmigrantes discriminadas y empleadas en el sectores no regulados de la economía”, señaló Consideró que para disminuir los riesgos que enfrentan las mujeres indígenas, se requiere que se respeten sus derechos humanos, y que la sociedad en conjunto, incluyendo a los propios pueblos y comunidades étnicas modifiquen la manera en la que se relacionan con ellas

Comentarios