Marta Sahagún y Salinas, detrás del complot: Bejarano

sábado, 6 de marzo de 2004
* Amenaza con ventilar irregularidades de Vamos México * Uso indebido de los aparatos de seguridad del Estado, se queja México, D F, 5 de marzo (apro)- Nervioso, sudoroso y en ocasiones con voz entrecortada, René Bejarano apareció este viernes ante los medios para declararse víctima de un complot orquestado por el expresidente Carlos Salinas de Gortari y la esposa del jefe del Ejecutivo, Vicente Fox, Marta Sahagún, asunto en el que involucró también a la Secretaría de Gobernación En sus oficinas del Movimiento de Izquierda Democrática, Bejarano se sumó a las acusaciones que ha hecho su antiguo jefe y amigo Andrés Manuel López Obrador, de que detrás de los videos difundidos está Presidencia, Gobernación y el expresidente Salinas, además de Sahagún, ante el riesgo que representaba para ellos la documentación que asegura estaba recabando sobre las irregularidades cometidas por Vamos México Sin más datos, Bejarano afirmó que quien filmó los videos difundidos en todas las cadenas televisivas --en los que se le aprecia llenando su portafolio y los bolsillos de su saco y pantalón de fajos de dólares-- dijo que Carlos Salinas de Gortari y Marta Sahagún tenían interés “en conocer y utilizar” el material videográfico “Entre Carlos Salinas, Marta Sahagún y las personas que promovieron esta acción política, hay un acuerdo, una relación y un proyecto que comparten, y quiero decir que en algunas de las conversaciones (de los videos) se mencionaron y se comentó este asunto de Carlos y Marta” E insistió: “Creo que es desde la más alta investidura de este país y desde el poder económico y político que se está orquestando esto, y se está operando desde la Secretaría de Gobernación, y desde luego ojalá quien editó y preparó estos informes que se transmitieron por la televisión, esas imágenes, lo hiciera completo, y no cortado y acomodado y doblado, y encuadrado y manipulado, en circunstancias que evidentemente tienen una intención que manipule” Según el dirigente perredista, operador político de López Obrador durante su campaña a la jefatura del Gobierno del DF, fue en un restaurante del hotel Camino Real donde “la persona que grabó y difundió algunos videos editados señaló que poseía información que podría ser entregada a Carlos Salinas y a Marta Sahagún, que tenían mucho interés en conocer y en utilizar, que tenían buenas relaciones para hacerlo y que ya habían establecido la comunicación” Tras afirmar que carece de dinero para contratar a un abogado y que no aceptará ser un “chivo expiatorio de un asunto político más complejo”, Bejarano acusó que las presiones contra su persona empezaron a darse cuando desde la Asamblea Legislativa exigió una investigación contra Marta Sahagún y su fundación Vamos México “Cuando se anunció la denuncia que yo propuse se presentara en contra de la fundación Vamos México, y de quien la dirige, las presiones para que no se presentara crecieron enormemente, (también) cuando se empezaron a transparentar irregularidades en la Asamblea Legislativa y se empezaron a tomar medidas para esclarecer, igual creció la presión” La mano del gobierno federal la identificó en la integración de una averiguación previa por la PGR el 20 de febrero a solicitud de Carlos Ahumada, por extorsión, delito del fuero común, y por la que hasta ahora no ha sido llamado a declarar De la posibilidad de que sea arraigado, el exdirigente de la organización Nueva Tenochtitlan consideró que es un intento para acallarlo, porque “no tengo la intención de sustraerme de ningún proceso” Bejarano aprovecho la presencia de los medios para quejarse de la actuación del agente del Ministerio Público, que este jueves por la noche se negó a darle una copia del expediente por el que fue llamado a comparecer, y porque no hay quién lo acuse Se quejó también que a partir de ahora será vigilado Al referirse a la supuesta documentación que posee de Vamos México, Bejarano lanzó una advertencia: “Creo que puede haber intereses en afectar mi integridad física por la información que poseo y por querer parar este asunto así nada más” Como parte de una estrategia de descalificación, el exlíder de la Asamblea Legislativa denunció una “orquestación desde la Presidencia de la República y la Secretaría de Gobernación, que va más allá de lo que hasta ahora se ha venido presentando, que tiene una intención política clara y que está diseñada para varias semanas y meses, utilizando indebidamente los órganos del Estado” Después de 20 minutos de declaraciones a la prensa, sin dejar de sudar, Bejarano aceptó que cometió un error al acudir a las oficinas de Ahumada a recoger dinero, que no quiso especificar para qué fines, pero que lo hizo “de buena fe” No obstante que declaró carecer de dinero para contratar “abogado o bufetes”, confió en que saldrá bien librado del escándalo judicial en el que se vio envuelto “No reconozco como prueba plena, ni la ley lo reconoce eso (los videos) y desde luego quiero decir que no hice ninguna gestión que pudiera beneficiar, que se ofreció como persona un donativo y que se puede demostrar lo que ya he afirmado en el pasado y que simplemente y sencillamente no hubo ninguna gestión; al revés, y no sólo no gestioné, sino incluso en algunos casos actué para que se detuvieran irregularidades” Aun cuado teme por su vida, dijo, continuará documentando las presuntas irregularidades de Vamos México “Tenía casi el expediente de Vamos México y no lo voy a suspender, porque a lo mejor eso es, entre otras cosas, lo que querían: es una batalla política, aprovechan un error que yo cometí pero ocultan los que ahora atacan todo tipo de acciones que han venido cometiendo; es una ofensiva política” René Bejarano, otrora poderoso hombre de todas las confianzas de López Obrador, se negó a especificar quién le presentó a Carlos Ahumada, cuántas reuniones tuvo con el empresario de origen argentino y a dónde quedaron los 5 millones de pesos que en los videos Ahumada dice que le entregó

Comentarios