Demandan en Veracruz concretar reformas fiscal, social y democrática

sábado, 1 de mayo de 2004
* El movimiento obrero organizado enviará la petición al Congreso, en el marco del Día del Trabajo Jalapa, Ver , 30 de abril (apro)- La clase trabajadora veracruzana, a través de los diversos sindicatos afiliados a centrales obreras priistas como organizaciones independientes, plantearon una reforma integral de las estructuras económicas, políticas, sociales y culturales del país En un documento signado en el marco del Día del Trabajo los organismos sindicales encabezados por la CTM, CROM, CROC, UNT, Fesapav, Setsuv, entre otros, se consideró que México requiere de la inversión extranjera, del financiamiento y de la cooperación internacional, “pero nada de esto puede sustituir la capacidad y el trabajo de los mexicanos” En el documento, que será enviado al Congreso de la Unión y a la legislatura local, los sindicatos firmantes plantean una reforma integral de las estructuras económicas, políticas, sociales y culturales del país, “con el fin de ampliar su capacidad para producir riqueza, bienestar y justicia, consolidar nuestra vida democrática y garantizar libertades que fortalezcan la soberanía de la nación” Dentro del foro realizado previamente al Día del Trabajo, entre otros temas, las organizaciones sindicales de la entidad, acordaron proponer al Poder Legislativo, tanto federal como local, una reforma fiscal, social y democrática, cuyo objetivo central sea el mejoramiento de los mexicanos y su sustento principal sea el movimiento social de los trabajadores En este aspecto, se pronunciaron por una reforma fiscal equitativa donde, por una parte, la recaudación no recaiga en el consumo de productos básicos de los sectores más vulnerables de la población, sino en el de las personas físicas y morales con mayor riqueza, y por otro, que los recursos fiscales obtenidos sean mejor distribuidos, en términos de población y geográficos Plantean también que los recursos fiscales sean empleados en inversión más que en gasto corriente; que se revise el Código Fiscal de la Federación; se reforme la Ley del Impuesto Sobre la Renta, entre otras, “para exentar de pago a quienes reciben ingresos hasta cuatro salarios mínimos”; gravar los ingresos derivados de actividades financieras, en especial, las que se originan de los mercados de acciones y de valores Proponen una legislación para que la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), “no pueda recaudar impuestos antes de que la Cámara de Diputados apruebe el presupuesto”, es decir, la ley de ingresos y de presupuesto de egresos, “lo cual serviría para que el Ejecutivo presente su proyecto con mayor antelación y para que las bancadas se vean obligadas a llegar a acuerdos con mayor celeridad” Al mismo tiempo, consideran necesario que la Federación establezca mecanismos claros para que el contribuyente pague sus impuestos, ya que no habrá reforma fiscal si no se amplía la base tributaria, “pero uno de los principales obstáculos radica en las trabas burocráticas que favorecen la evasión” Igualmente, se plantea adecuar el marco constitucional para la atención inmediata de las necesidades sociales, por ejemplo, se debería instrumentar y promover una iniciativa de ley tendiente a respaldar y subsanar la fuerte carga económica que soporta la universidad pública mexicana, así como fortalecer financieramente a instituciones como el IMSS, el ISSSTE y a sus similares en los estados Se consideró que ante la evidente depreciación salarial, agudizada a partir de 1994, es menester el establecimiento de un programa emergente y a corto plazo para la recuperación gradual del deterioro salarial También, es necesaria una profunda revisión a los tabuladores que actualmente operan en distintas regiones del país Los sindicatos del sector educativo, revivieron las promesas incumplidas del gobierno federal en torno a destinar a la educación pública el 8 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) al presupuesto en educación pública, “cantidad que resulta insuficiente para atender la creciente demanda que hay en el país” La educación pública, señalaron, “se enfrenta a la amenaza latente de la privatización en todos los niveles y subsistemas de este sector”, situación que limitaría aún más las posibilidades de desarrollo y superación de millones de mexicanos, e incrementaría los rezagos en el nivel básico y de las personas que no saben leer ni escribir

Comentarios