González Rodríguez: en cenizas quedaron 90 días de promesas

sábado, 8 de mayo de 2004
Aguascalientes, Ags , 7 de mayo (apro)- Menos de noventa días bastaron para dar al traste con las aspiraciones de Oscar González Rodríguez de ser gobernador de Aguascalientes, cuando ni siquiera ha iniciado oficialmente el proceso electoral que culminará el próximo 4 de julio Un supuesto complot de Elba Esther Gordillo Morales, secretaria general del PRI, y el gobernador Felipe González, para que la lideresa magisterial apoyara al candidato del PAN, revelado, presuntamente, por medio de video, orilló al candidato priista a renunciar y, de paso, provocó en su partido en una crisis interna Durante tres meses, el exvocero del PRI lo mismo retó a su homólogo panista Luis Armando Reynoso a un debate que el segundo rechazó, ofreció posiciones en el gobierno y Congreso a la iniciativa privada y criticó tibiamente al gobierno de Felipe González Exdiputado federal en la LVI Legislatura, cuando rechazó la aprobación del IVA, y vocero del dirigente nacional del PRI, Roberto Madrazo Pintado, González Rodríguez fue elegido “candidato de unidad” al Gobierno de Aguascalientes, después de ser el único militante que se registró el 18 de febrero pasado Ese día, cuando el presidente Vicente Fox Quesada realizaba una gira por municipios de la entidad, González lanzó un mensaje al primer mandatario: “A partir de diciembre, trabajará con un gobernador priista en Aguascalientes” La “candidatura de unidad” en el partido tricolor quedó cuestionada En noviembre de 2003 había declinado a sus aspiraciones el senador Fernando Gómez Esparza, quien era considerado el abanderado con mayores posibilidades Luego del registro de González, se mencionó la ausencia del diputado Fernando Palomino Topete, --otro de los aspirantes priistas--, quien no acudió al registro de su rival El “destape” del exvocero priista dividió opiniones en el PAN: el senador Benjamín Gallegos lo calificó de ser “un candidato malón”; en tanto el diputado federal Francisco Valdés lo llamó “un hombre de cuidado” y advirtió que el partido no debería confiarse El jueves 18 de marzo, durante los funerales del exgobernador Enrique Olivares, Oscar González se tomó una fotografía con el exmandatario Luis Echeverría Álvarez, quien acudió personalmente al velorio de quien fue líder del Senado en su sexenio Una semana después, el coordinador de los diputados locales del PRI, Roberto Padilla Márquez, fue nombrado coordinador de la campaña priista En abril comenzaron las primeras ofertas de González Rodríguez: el lunes 5 ofreció una candidatura plurinominal a la cúpula empresarial, con la finalidad de que la iniciativa privada se sumase a su proyecto El lunes 19, después del nombramiento de Luis Armando Reynoso como candidato del PAN a la gubernatura, el exvocero del PRI solicitó la realización de debates públicos con el abanderado del blanquiazul, quien inicialmente rechazó la iniciativa, aunque después señaló que afrontaría los debates en su momento Ese mismo día, el priista cuestionó al gobierno estatal de Felipe González, de quien solamente dijo “mantiene un déficit de dos mil plazas laborales en su administración” Otro lunes, el 26 de abril, se publicó en periódicos locales una reunión de González Rodríguez con el obispo de Tehuantetepec, Arturo Lona --nativo de esta ciudad--, a quien le prometió “rescatar el sentido social de la política” Mayo comenzaba con un revés para González El martes 4, el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Javier Buenrostro Gándara, anunció que por unanimidad, los 36 miembros del consejo cupular de la iniciativa privada rechazaron la diputación ofrecida por el candidato priista, quien, por su parte, ese mismo día reviró y ofreció la Secretaría de Desarrollo Económico de su posible administración, a los empresarios Ya no hubo tiempo para una nueva respuesta El jueves 6, Oscar González declinó su candidatura en medio de especulaciones sobre sus verdaderos motivos y el posible nombre del sucesor

Comentarios