Presenta AMLO pruebas sobre El Encino

viernes, 4 de junio de 2004
*Plagado de irregularidades, el proceso judicial del predio, fundamenta * Surge nuevo reclamante de los terrenos: Nemesia Ledezma Rubí México, D F, 3 de junio (apro)- El jefe de Gobierno del Distrito Federal (GDF), Andrés Manuel López Obrador, presentó este día --en la segunda sesión de su “seminario taller” sobre El Encino— cinco pruebas documentales para fundamentar que el proceso judicial del predio estuvo plagado de irregularidades, con información falsa de parte de Federico Escobedo y omisiones en la comprobación de datos del Ministerio Público federal “Estamos ante una estafa típica de un defraudador, de un acaparador de terrenos como lo es Federico Escobedo”, aseguró el director de Patrimonio Inmobiliario, Alberto Pérez, quien calificó el proceso jurídico contra López Obrador como “totalmente fraudulento y viciado de origen”, pues el fin no es impartir justicia Así, el político tabasqueño resumió en cinco puntos cuáles eran las pruebas que fundamentaban sus afirmaciones, y aseguró que los documentos, escrituras y planos que tiene en su poder los presentará ante la Dirección de Patrimonio Inmobiliario, el Registro Público de la Propiedad y la Procuraduría General de la República (PGR), a fin de que se integren a la averiguación previa: “1 El representante legal de la empresa Promotora Internacional Santa Fe, Fernando Espejel Cisneros, exhibió en la demanda de amparo en contra de la expropiación del 10 de noviembre de 2000, la escritura 58625, de fecha 24 de abril de 1991, otorgada por el notario público 26 del Distrito Federal, que acredita una superficie de 86 mil 968 metros cuadrados “Lo mismo hizo ante el agente del Ministerio Público federal el 7 de abril, con motivo de la averiguación previa por la supuesta violación a la suspensión provisional del amparo “2 Sin embargo, el 10 de diciembre de 1998 y conforme a la escritura 23395, se formalizó una compra-venta entre Promotora Internacional Santa Fe --supuesta propietaria del predio-- y la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT) Es decir, el gobierno federal compró una superficie de 3 mil 205 metros cuadrados para la construcción de un tramo de la autopista México-Toluca “3 Por lo anterior, para la fecha en que el representante de la empresa Promotora Internacional comparece ante el juzgado de distrito y ante la PGR, ya tenía varios años que la superficie de ‘El Encino’ era de sólo 83 mil 763 metros cuadrados “4 Además, al realizarse la reconstrucción de la superficie del predio, de conformidad con los linderos que se consignan en la escritura, y de los antecedentes registrables, se demostró que el tramo expropiado para la vialidad ‘Vasco de Quiroga’ no es parte de ‘El Encino’ Lo anterior queda demostrado con la prueba pericial en topografía que llevó a cabo el GDF “5 Del mismo modo, al hacer la reconstrucción de la superficie expropiada en la parte sur del predio, que inicia en la autopista México-Toluca, se encontró que el trazo de la avenida ‘Carlos Graef Fernández’ se proyectó sobre el eje y el derecho de vía de la antigua carretera Corral-Tinajas, y también abarcó una parte del derecho de vía del tranvía Tacubaya-La Venta; el entubamiento del ramal sur del río Tacubaya y la zona federal donde se ubicó el lecho del río” Ello significa que Garduño se adueñó de manera ilegal de una parte del terreno que pertenece a la ciudad y a la Federación, y procedió a vender otra parte a la SCT Por lo anterior, concluyó López Obrador, “si el Ministerio Público hubiera practicado las diligencias indispensables en apego a la verdad histórica, habría concluido que no estaba debidamente acreditada la legitimación jurídica del demandante” Por eso, dijo, Promotora Internacional Santa Fe no debió ampararse por la expropiación del 10 de noviembre del 2000, pues no le afectaba esta acción gubernamental Y destacó que Federico Escobedo Garduño empezó a tener influencias durante el gobierno de Carlos Hank González, entre 1977 y 1982 En esa época, el Departamento del Distrito Federal (DDF) lo benefició en Santa Fe y acaparó alrededor de 35 hectáreas, propiedad de la ciudad y valuadas en más de 3 mil 500 millones de pesos Por ello, sostuvo, el 20 de febrero de 2003 se expropiaron los predios La Mexicana, La Rosita, Aureliviadas y G-2, por ser bienes de dominio público López Obrador indicó que realiza una “minuciosa investigación” sobre los verdaderos dueños de El Encino Proceso 1438 publicó que Mayolo Soto asegura ser el verdadero propietario del predio y que lo demostraría legalmente ante tribunales Comentó que otra persona, además de Soto, reclama la propiedad Se trata de la señora Nemesia Ledesma Rubí, quien con documentos afirma que es la legítima dueña También precisó que el gobierno capitalino cuenta con una solicitud hecha en 1934 por Alfredo Leal Toledo, Ignacio Leal Sánchez, Rafael Azuela Lara y Felipe López Hernández para enajenar predios baldíos propiedad de la nación, por lo que pedirá a la Secretaría de la Reforma Agraria (SRA) revise cómo se resolvió esa petición, así como los antecedentes que puedan vincularse más al origen de El Encino Y Gerardo Uriel Tufiño, director general de Servicios Metropolitanos del GDF, señaló que el juez que llevó este caso, y omitió indagar sobre la propiedad histórica del inmueble, fue Carlos Cortés Barret, de la Fiscalía Especial de Delitos contra Leyes Especiales del Ambiente, sin embargo, López Obrador descartó iniciar alguna acción penal en su contra Con estas pruebas el jefe del GDF espera que la PGR responda investigando el asunto

Comentarios