Sin aclarar, el destino de cien millones del Fonden en Veracruz

jueves, 1 de julio de 2004
* Legisladores exigen respuestas de parte de Porfirio Serrano Amador, titular de Sedere Jalapa, Ver , 30 de junio (apro)- Tras el amparo que obtuvo el exdirector del Instituto de Desarrollo Regional (Idere), Salomón Orta Vargas, que lo deslindó de los delitos imputados en su contra por el gobierno de Miguel Alemán Velasco, diputados del PAN se preguntan sobre el destino de los casi cien millones de pesos, “porque no pueden desaparecer como por arte de magia” Con el fallo, refirió Alejandro Salas Martínez, el exdirector del Idere demostró que no tenía responsabilidad en el desvío de 97 millones de pesos del Fideicomiso del Fondo Nacional para Desastres Naturales (Fonden), ni de los 3 millones del programa de vivienda Vivah Sin embargo, sostuvo, cabe preguntar dónde quedaron los recursos que serían destinados a atender los desastres naturales provocados por las lluvias de 1999, y quien debería dar la cara sobre este asunto, subrayó, es el titular de la Secretaría de Desarrollo Regional (Sedere), Porfirio Serrano Amador, de la cual depende el Idere Si es cierto que el Fonden opera a través de un comité técnico, señaló, Porfirio Serrano era el responsable de realizar los trabajos de las obras en las zonas damnificadas, por lo tanto debe explicar esta situación al Congreso local En tanto, el también legislador local del blanquiazul, Julem Rementería, subrayó que con la liberación del exfuncionario la pregunta es ¿dónde están los millones?, porque evidentemente el dinero no está, no aparece Lo grave del asunto, dijo, es que en la persona de Salomón Orta se buscó un chivo expiatorio En esta situación, consideró que el que queda mal parado es el gobierno estatal, “a quien de alguna manera el asunto le queda enredado”, porque si bien no se pudo condenar a Salmón Orta, como era su deseo, “ahora necesitamos saber quién fue realmente el responsable”, y todo apunta, subrayó, “hacia la Sedere” --Pero de acuerdo con las auditorías del Orfis, todo está bien en las cuentas del gobierno, ¿no? --Ese es otro tema, los informes del Orfis no son creíbles; lamentablemente los órganos de fiscalización que tenemos no funcionan, y el Congreso local, ya ni se diga, es el palero de todos, donde todo mundo puede hacer lo que quiera y no vemos que se cumpla con la fiscalización Y es que, en la Cuenta Pública del 2002, el Orfis se limitó a señalar que como resultado de la revisión a la documentación y aclaraciones presentadas por el Fonden, relativas a los señalamientos contenidos en el informe de resultados, solamente hubo dos observaciones, de las cuales sólo una fue atendida, ya que no fue objeto de recomendación alguna En el informe del Orfis se menciona que el fideicomiso no registró en sus pasivos los saldos a acreedores derivados de obras terminadas y no liquidadas al 31 de diciembre de 2002 Tampoco especifica qué tipo de obras son, y sólo menciona el nombre de dos empresas contratadas para ello y los montos asignados Por ejemplo, a la empresa Constructora ROLE SA, el gobierno estatal la contrató por un monto de un millón 405 mil pesos, cantidad que en 2001 se le pagó un anticipo por 347 mil y, en el 2002, 474 mil, registrando un saldo de 584 mil pesos La empresa Marelher SA fue contratada en marzo de 2002 por un monto de 70 mil 419 pesos, y también recibió anticipos, dejando un saldo por 21 mil 785 mil pesos En tal sentido, el Orfis se limita a señalar que dichas obras ya cuentan con el acta de entrega recepción, sin embargo, “carece de las estimaciones del finiquito y los registros por los pasivos correspondientes” Por tanto, esta observación fue considerada como no solventada, “porque se deben establecer políticas de registro que permitan el cabal cumplimiento de los principios de contabilidad gubernamental”

Comentarios