Lo enjuician o lo encubren

viernes, 23 de julio de 2004
México, D F, 22 de julio (apro)- En julio pasado, el llamado fiscal de la guerra sucia, Ignacio Carrillo Prieto, declaró a Proceso: "Yo tendré listo el pliego consignatorio Si a partir de él no hay juicio contra el expresidente Luis Echeverría, entonces hay encubrimiento" La consignación que había sido anunciada para el 15 de julio, fue pospuesta hasta el día de hoy En su edición del 11 de julio, el semanario publicó el siguiente texto que reproducimos a continuación: El próximo jueves 15, el expresidente Luis Echeverría y algunos de sus colaboradores más cercanos serán consignados ante un juez, acusados de genocidio por la matanza de estudiantes del 10 de junio de 1971 Quedará en suspenso si la consignación será seguida del juicio respectivo “O lo hay o será un caso de encubrimiento”, advierte rotundo el llamado fiscal de la guerra sucia, Ignacio Carrillo Prieto Entre tanto, los correligionarios de Echeverría, los priistas de ayer y hoy, están sumidos en divergencias profundas ante esta, la hora del ajuste de cuentas En vísperas de la consignación del expresidente Luis Echeverría, de quien fue su secretario de Gobernación, Mario Moya Palencia, y de otros exfuncionarios públicos --anunciada para este jueves 15 de julio--, acusados de genocidio por la matanza del Jueves de Corpus, el fiscal especial para Movimientos Sociales y Políticos del Pasado (Femospp), Ignacio Carrillo Prieto, dice tajante a Proceso: "Yo tendré listo el pliego consignatorio Si a partir de él no hay juicio contra el expresidente Luis Echeverría, entonces hay encubrimiento" En su libro Los patriotas De Tlatelolco a la guerra sucia, que escribió en coautoría con Carlos Monsiváis, Julio Scherer García documentó los crímenes de Estado que se cometieron durante los gobiernos de Gustavo Díaz Ordaz y Echeverría A los pocos días de la publicación de este trabajo, la Femospp incorporó a sus investigaciones las evidencias aportadas en el mismo, las cuales acorralan al expresidente Echeverría Incluso, Scherer ratificó esas pruebas ante Carrillo Prieto, quien consideró que dicho libro imprimía "velocidad a las conclusiones ministeriales" a las que la Fiscalía Especial llegaría "muy pronto" (Proceso 1442) Ahora, la justicia parece tener ya el camino libre en el caso de la represión ordenada por Echeverría el 10 de junio de 1971, pues el presidente Vicente Fox declaró, en su gira por Sudamérica: una vez hecho el trabajo de la Fiscalía y turnado el caso ante el juez, "yo ya no interfiero en esos mecanismos" Más aún si se recuerda que Fox marcó su distancia con el exmandatario priista desde octubre de 1995, cuando respondió a una pregunta específica: "No, ni madres, Echeverría no es mi amigo; él fue quien inició todo el desmadre de este país" El final anunciado de las investigaciones judiciales contra Echeverría por la matanza estudiantil del 10 de junio de 1971 tomó al Partido Revolucionario Institucional (PRI) sin una posición definida en cuanto a la manera en que actuará frente al gobierno de Vicente Fox cuando el exmandatario sea consignado ante la justicia La postura ambigua del presidente del PRI, Roberto Madrazo Pintado, en torno del tema del castigo a los funcionarios que ordenaron las matanzas estudiantiles de 1968 y 1971, y con relación a la guerra sucia que se libró contra la guerrilla en los años sesenta y setenta, provocó divergencias entre los priistas Mientras unos se inclinan por que el tema quede enterrado, otros abogan por la defensa organizada del expresidente; otros más piden que se sancione a los civiles y militares responsables de la represión de Estado en esos años, para no darle una moneda de cambio a Fox en su pretensión de lograr las reformas energética y hacendaria Ante la expectativa de una pronta consignación del expediente de la matanza del Jueves de Corpus de 1971, Madrazo ha mantenido una postura confusa En declaraciones a la prensa en Aguascalientes, el pasado miércoles 7, defendió a Echeverría y al Ejército, pero en seguida manifestó que está en contra de la impunidad Madrazo, cuya carrera partidista recibió un notable impulso durante el echeverriato, cuando fue dirigente de las juventudes priistas, hizo una obligada pero tibia defensa del expresidente y se limitó a asegurar que la Femospp no ha mostrado elementos probatorios para consignarlo Su posición fue más clara y precisa en la defensa del Ejército: "Nosotros en el PRI pensamos que se está lastimando una institución muy importante, que es el Ejército nacional Si vemos, hay varios generales que están mencionados en la investigación, y eso es delicado para un país cuyas instituciones están tan lastimadas, tan vulneradas, que vamos a ahondar un problema todavía más profundo en el Ejército" La tibieza de Madrazo en la defensa de Echeverría es cuestionada por viejos priistas, como el exdirigente de la alguna vez influyente Confederación Nacional de la Pequeña Propiedad, Salomón Faz Sánchez, actual presidente de la Confederación Nacional de Legisladores del PRI y declarado amigo personal de quien fue mandatario entre 1970 y 1976 y secretario de Gobernación en la presidencia de Gustavo Díaz Ordaz Madrazo "ha estado muy cauto Está un poco cerrado, cuidándose", dice en alusión a las aspiraciones presidenciales del dirigente nacional del PRI Así mismo, reclama una manifiesta postura de defensa en favor del exmandatario por parte de quienes fueron dirigentes de ese partido en la presidencia echeverrista, pero también del actual Comité Ejecutivo Nacional y de los legisladores del Revolucionario Institucional En cuanto a los exlegisladores y exdirigentes priistas, considera que éstos deben apoyar al expresidente y ser los promotores de su defensa, como podría ser, dice, Augusto Gómez Villanueva, quien fue secretario interino de la Confederación Nacional Campesina y luego secretario de la Reforma Agraria en el gobierno de Echeverría "Tal vez algunos lo han hecho en forma privada para no causar más revuelo, pero es necesario que el PRI tome una posición clara", puntualiza "Muchos de los que están actualmente en el partido como dirigentes son hechura de Luis Echeverría, empezando por Roberto Madrazo y otros como (Héctor Hugo) Olivares Ventura (presidente de la Comisión de Procesos Internos) Echeverría le dio mucha oportunidad a la juventud De ahí salieron líderes como el actual candidato al gobierno de Veracruz, Fidel Herrera Beltrán, y otros que llegaron a ocupar puestos de representación popular y a ser incluso gobernadores, como el propio Madrazo La vida está llena de lealtades y traiciones Vamos a ver de qué está hecha la gente", apunta Como presidente de la Confederación Nacional de Legisladores, organismo integrado por exsenadores y exdiputados locales y federales del PRI, Salomón Faz expresa de la siguiente manera su apoyo al exmandatario: "Lo único que podemos decirle es que estamos a sus órdenes" Aunque el exlegislador y dirigente agropecuario en la época de oro del corporativismo priista se declara respetuoso de las investigaciones encaminadas a esclarecer los hechos del 2 de octubre de 1968, del 10 de junio de 1971 y de la guerra sucia, "que la hicieron los revoltosos", asegura que México "no debería estarse rasgando las vestiduras; está para hacer un llamado a la unidad, y ésa es una obligación que debe cumplir el PRI" Divergencias en el PRI La intención de dejar en el pasado lo que ocurrió en aquellos años es apoyada por diputados como Wintilo Vega y Jorge Uscanga, quienes, sin embargo, evitan un respaldo manifiesto del PRI al expresidente en tanto no se den a conocer las conclusiones ministeriales de la Fiscalía especial Vicecoordinador de la bancada del PRI en la Cámara de Diputados, Vega es partidario del "perdón y la reconciliación" planteados hace dos semanas por el secretario de la Defensa Nacional, Gerardo Clemente Ricardo Vega García, pues "revisar el pasado con un ánimo rencoroso dividiría más a la nación" Además, dice el legislador, "no existen condiciones jurídicas y sociales para juzgar al expresidente" A su juicio, "la Fiscalía no ha podido profundizar y sólo genera polémica El fiscal (Ignacio Carrillo Prieto) recibe presiones para que actúe rápidamente y pida las órdenes de aprehensión, pero del otro lado se le dice que es el momento del perdón y la reconciliación" Así, sostiene, el fiscal "está no entre la espada y la pared, sino entre la espada y los cuchillos" Por lo demás, asevera que es muy difícil consignar a Echeverría: "Está en chino comprobar si el expresidente dio la orden (de las matanzas y la represión) No hay elementos jurídicos, y si se da una orden de aprehensión, la defensa del expresidente sería muy simple, estaríamos ante el amparo más fácil porque no hay elementos suficientes" Jorge Uscanga, presidente de la Comisión de Seguridad Pública de la Cámara de Diputados, también considera que "no son tiempos de pleitos"; y adelanta que sólo cuando se diera la consignación penal del expresidente el PRI fijará una posición muy clara “En el PRI vamos a ver el resultado en las investigaciones de la fiscalía sobre el expediente de 1971 y a actuar en consecuencia", aclara No obstante, revela que en el Comité Ejecutivo Nacional de su partido "ni siquiera se ha empezado a analizar el tema" sobre la posición que debe asumir ante este caso Adelanta, sin embargo, lo que podría ser la "apuesta" de su partido: la amnistía después de que se conozca lo ocurrido y se establezcan responsabilidades "En un momento se ha manejado en este gobierno la posibilidad de un perdón, incluso por parte de José Luis Santiago Vasconcelos", subprocurador de Investigación Especializada contra la Delincuencia Organizada de la Procuraduría General de la República La sugerencia de Santiago Vasconcelos, posterior a la petición de perdón y reconciliación del secretario de la Defensa, fue hecha al término de una reunión que el funcionario de la PGR tuvo con Luis de la Barreda Solórzano, hijo del exdirector de la extinta Dirección Federal de Seguridad, el capitán retirado Luis de la Barreda Moreno El exjefe de la policía política del régimen priista se encuentra prófugo desde diciembre último, acusado del secuestro de Jesús Piedra Ibarra en 1975, pero un tribunal federal, el Quinto Unitario en Materia Penal del Distrito Federal, le acaba de otorgar un amparo contra el mandato de su captura porque hubo "un error" en su orden de aprehensión, pues se argumenta que la conducta prevista para el caso de plagio o secuestro no coincide con los hechos imputados al exfuncionario "Si ya hubo una amnistía para los perseguidos, ahora falta una para los perseguidores", dice el diputado Uscanga en referencia al indulto de 1979 decretado por el entonces presidente José López Portillo, ya fallecido Agrega: "independientemente de que los delitos hayan o no prescrito, las probables consignaciones de exfuncionarios civiles y militares dividirían más la de por sí fragmentada vida nacional Lo ideal es que el país evite confrontaciones; por lo tanto, se debe buscar una amnistía para los perseguidores, pues hasta ahora sólo éstos están amenazados de ser sometidos a un juicio" Por su parte, Wintilo Vega señala que los excesos deben ser castigados o perdonados, pero de uno y otro lado La amnistía de 1979, dice, "ya borró los hechos cometidos por la guerrilla, pero ahora se quiere mantener un desequilibrio, pues se quiere que una parte sea castigada y la otra elogiada" Ambos legisladores evitan condicionar una eventual amnistía a una negociación con el gobierno de Fox para sacar adelante las llamadas reformas estructurales, como se insistió en días recientes sobre la supuesta fórmula que se habría estado discutiendo en Los Pinos con el respaldo del entonces vocero y secretario particular de Fox, Alfonso Durazo "Las reformas del Ejecutivo, en especial la energética, no pueden estar condicionadas No hay quien diga, por parte del PRI, que no entraremos en tal o cual reforma si no se da el perdón No se ha considerado vincular ambos temas", asegura Vega El senador del PRI por Tabasco, Óscar Cantón Zetina, uno de los principales opositores a las reformas de Fox, dice a Proceso que "ni los integrantes del Partido Revolucionario Institucional, y menos los legisladores emanados del tricolor, habrán de negociar acuerdos ni pedir perdón para funcionario alguno de administraciones pasadas, incluidos los integrantes del Ejército La aplicación de la ley, simple y llana, es la única petición que la administración foxista escuchará de los priistas" Integrante de la Comisión de Energía y presidente del Instituto de Investigaciones Legislativas del Senado, Cantón Zetina refiere las divergencias que se han dado en el seno del PRI ante la situación judicial del expresidente Echeverría: "El PRI y, por ende, los legisladores emanados del tricolor, apoyamos que se investigue y castigue a los responsables del referido suceso (del 10 de junio de 1971) Pero en todo momento estaremos atentos para que no vayan a inventarse cargos ni a culpar inocentes" Para el coordinador de la fracción parlamentaria del Partido de la Revolución Democrática en el Senado, Jesús Ortega Martínez, un eventual acuerdo entre Fox y el PRI para exculpar a Echeverría a cambio de las reformas energética o hacendaria tiene poco futuro Explica: "Alguien desde arriba puede negociar, pero el problema es cómo instrumentar esa negociación, sobre todo con aquellos diputados y senadores del PRI que son fuertes opositores a las reformas del Ejecutivo federal Dudo que el PRI cierre filas en torno de Echeverría Hay unos que no condicionan el desarrollo político y social del país a mantener la impunidad; son quienes tienen poco que ver con los sospechosos de los crímenes, pero hay otros que no quieren que se consigne" El Ejército, "utilizado" Por su parte, generales retirados se quejan que el Ejército fue utilizado con propósitos políticos en los años de la represión de Estado, y ahora, dicen, algunos de sus integrantes se encuentran sin el respaldo del partido al que sirvieron Promotor de la creación de un nuevo partido político impulsado por militares retirados, el general en retiro Jesús Esquinca Gurrusquieta, presidente de la agrupación política Alianza Nacional Revolucionaria, asegura respecto de los partidos: "Los militares les servimos, nos usan y nos marginan" Aunque contrario a las pretensiones políticas de Esquinca, el también general retirado Luis Garfias coincide en que "los políticos usan a los soldados para que les resuelvan sus problemas políticos y después los dejan solos Una prueba de ello es la amnistía de 1979 Los mandos cerraron los ojos, y hoy por razones políticas quieren que paguen los platos rotos" Ambos, que fueron legisladores del PRI, coinciden también en que los militares actuaron por órdenes de los altos mandos castrenses y políticos "Los soldados defendieron al Estado mexicano, cumpliendo órdenes del secretario de la Defensa y del presidente de la República Pero en esa defensa del Estado de derecho se violaron las leyes", acepta Garfias

Comentarios