Niega Davidow discriminación contra migrantes

miércoles, 22 de septiembre de 2004
* México no capta el problema que representa para EU recibir a miles de personas cada año, dice Boca del Río, Ver , 21 de septiembre (apro)- Para el exembajador de Estados Unidos en México, Jeffrey Davidow, el problema de la migración de mexicanos hacia el país del norte radica en la falta de oportunidades y a la situación económica que los lleva a dejar sus lugares de origen, sin embargo, subrayó que el tema migratorio es y seguirá siendo uno de los principales asuntos de la agenda entre ambas naciones La movilización masiva de indocumentados hacia el norte del país, para después aventurarse a territorio norteamericano, opinó, es un tema que debe involucrar a los gobiernos de México y de Estados Unidos, que no deben abandonar la agenda de negociaciones a fin de llegar a un acuerdo Durante su participación en los trabajos de la Cumbre de Negocios que se realiza en esta ciudad, el exdiplomático afirmo que la agenda bilateral es tan importante que ha generado un alto grado de expectativas en la gestión del presidente Vicente Fox, quien desde su inicio se fijó la meta de alcanzar un acuerdo en este sentido En atención a la enorme cantidad de migrantes mexicanos que ya radican en Estados Unidos, tanto en calidad de legales como de indocumentados, Davidow consideró que el gobierno norteamericano tendrá que tomar medidas importantes y abordar la discusión de manera seria y, en su caso, “modificar su política migratoria” Empero, señaló, el debate sobre este tema en México muchas veces ha caído en imprecisiones, “pues en ocasiones se habla de la existencia de xenofobia y discriminación por parte del gobierno y habitantes estadunidenses hacia los migrantes mexicanos, y no se llega a captar la problemática que representa recibir a miles de personas cada año en su territorio” Al mismo tiempo, consideró que más que la migración, el problema principal es la situación económica que priva en algunas regiones de México, donde no se ofrecen oportunidades suficientes a las personas, provocando su movilización hacia Estados Unidos, principalmente Es decir, subrayó, “mientras no haya condiciones de empleo y remuneraciones satisfactorias que arraiguen a estas personas en sus lugares de origen, el problema continuará”, sin embargo, insistió que tanto el gobierno mexicano como el estadunidense deberán abordar el problema de manera conjunta Para ello, sostuvo, ambos países deberán mantener el diálogo sobre este tema con la finalidad de alcanzar un acuerdo, aun cuando los dos países discuten desde diferentes puntos de vista, posiciones ideológicas y emocionales sobre el asunto migratorio Sobre el tema, el presidente del Grupo Maseca y Banorte, Roberto González Barrera, al hacer un llamado a los empresarios mexicanos para aprovechar el potencial del mercado hispano en Estados Unidos, recordó que en 1970 había menos de 10 millones de latinos en aquel país; en el 2000 la cifra se elevó a 35 millones, y se prevé que en 2010 aumente a 54 millones, de los cuales 70% serán de origen mexicano Para el 2010, mencionó, se espera que el mercado hispano en Estados Unidos sea mayor a la economía mexicana y similar al de Brasil, pues alcanzará un valor de un millón de millones de dólares, tomando en cuenta que el ingreso de los hispanos tiene una tasa de crecimiento del doble que el resto de la población, “pues tan sólo en 2001 el ingreso creció en 29%, y ahora es de casi 700 mil millones de dólares” De acuerdo con la experiencia del grupo Maseca, refirió, el mercado hispano en Estados Unidos ha representado un motor de crecimiento sin precedente, puesto la mitad de las ventas mundiales se colocan en ese país, “donde la tortilla pasó de ser un producto étnico a uno de consumo masivo, por lo que la misma suerte pueden registrar otros productos y servicios mexicanos o latinoamericanos”

Comentarios