Madrazo y Gordillo miden fuerzas en Oaxaca

martes, 18 de enero de 2005
* Directora del Cencos deplora clima de violencia en la entidad Oaxaca, Oax , 17 de enero (apro)- “Oaxaca es un estado de barbarie”, definió la directora del Centro Nacional de Comunicación Social (Cencos), Eréndira Cruzvillegas, tras un recorrido por la entidad Y fue más allá, al sostener que Oaxaca es uno de los “laboratorios políticos” del PRI, en los grupos de Roberto Madrazo Pintado y Elba Esther Gordillo Morales miden fuerzas, situación que puede conducir a un clima de mayor confrontación, alertó La directora de Cencos, quien fue hostilizada durante su estancia de tres días en la ciudad de Oaxaca por un grupo de desconocidos que causó daños materiales a su automóvil, presentó denuncia penal y quejas ante organismos nacionales e internacionales de derechos humanos Consideró que estas hostilidades tienen que ver con su labor vinculada al proceso de defensa de comunidades en el Istmo, como lo son hechos recientes en San Blas Atempa; la defensa de las radios comunitarias e indígenas de la región, así como por coadyuvar con la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), a fin de generar medidas cautelares a ombudsman y líderes sociales de Oaxaca Al hacer una radiografía de lo que pasa en Oaxaca, con el encarcelamiento del líder del Frente Único Huautleco, Agustín Sosa Ortega; la invasión de un predio y de las bodegas del periódico Noticias, así como los hechos violentos en San Blas Atempa, San Juan Lalana, Mazatlán Villa de Flores y Santiago Xanica, así como el clima de hostigamiento a diversos movimientos sociales y grupos de la sociedad civil, concluyó que “Oaxaca es un estado de barbarie” Cabe recordar que el 15 de enero, después de sostener una reunión con la junta coordinadora del Consejo Indígena Popular Oaxaqueño “Ricardo Flores Magón”, la directora del Cencos se trasladó al lugar donde pernoctaría, sin embargo, a escasos minutos de haber descendido de su automóvil, llegó otro vehículo no identificado y sus ocupantes arrojaron unos ladrillos al parabrisas de su unidad

Comentarios