Busca la CNC combatir la renta de la tierra

martes, 4 de enero de 2005
* La central campesina puso en marcha el programa Empresa Social México, D F, 3 de enero (apro)- Con el propósito de recuperar para los ejidatarios más de 5 millones de hectáreas que actualmente se rentan en el país, la Confederación Nacional Campesina (CNC) puso en marcha el programa piloto Empresa Social como parte de la “reforma agraria productiva” El anuncio lo hizo Heladio Ramírez López, presidente de la CNC, durante la entrega de recursos a comités comunitarios cenecistas para proyectos que tienen que ver con la instalación de tiendas rurales, engorda de ganado, criaderos de codorniz, invernaderos, elaboración de hamacas y procesadoras de productos derivados de la leche y miel El presidente de la CNC señaló que con acciones como esta “nuestra visión se encamina también hacia la integración de la cadena que va desde el surco y el establo hasta la mesa de los consumidores finales Por eso planteamos la necesidad de impulsar la capacitación y la reconversión empresarial de los 28 mil ejidos del país” Ramírez López manifestó que ante un campo lleno de conflictos, descapitalizado y atrasado tecnológicamente, la CNC aplicará en todo el país la nueva “reforma agraria productiva” para impulsar a la economía social campesina, como eje del desarrollo rural integral y sustentable del campo mexicano Lamentó que a casi un siglo de la Revolución Mexicana, por la que murieron alrededor de 2 millones de campesinos, la tierra y sus frutos vivan un nuevo proceso de concentración; que la infraestructura agrícola se encuentre semi-abandonada; y que la descapitalización, carteras vencidas, renta-venta de parcelas y la emigración hayan puesto una vez más a los labriegos pobres de rodillas, al acentuarse la crisis de rentabilidad que agobia a todo el agro nacional Tan sólo en Sonora, destacó, la renta de tierras supera las 290 mil hectáreas, 90% de las 325 mil hectáreas que comprende el sector social, lo que significa que unos 700 millones de pesos anuales, producto de las parcelas en esa entidad, se queda en poder de los rentistas “Para atacar ese grave problema del agro mexicano, agudizado por las reforma al artículo 27 constitucional en 1992, se puso en práctica un programa piloto en el ejido El Yaqui, en el que, mediante Empresa Social, los ejidatarios se auto-rentan la tierra”, indicó Al respecto, Salvador Sánchez Peñuelas, líder de la Liga de Comunidades Agrarias y Sindicatos Campesinos de Sonora, explicó que, en este modelo, la empresa es de 249 ejidatarios y la que les paga por la renta de su tierras, aunque en ese momento los campesinos dejan de tener participación, voz y voto en las decisiones empresariales, pues si bien ellos son los dueños, existe un consejo de administración integrado por los propietarios; la banca, que es la que habilita los recursos; el gobierno del estado, que es el que garantiza; y la CNC, que supervisa, da asistencia técnica, capacita y todo lo demás “Lo que buscamos con Empresa Social es un modelo que resuelva el problema del rentismo y que el fruto de la tierra sea para el dueño de la misma Y es que nosotros nos preguntamos: ¿por qué si la agricultura no es rentable, hay gente que le pone hasta 2 mil pesos por hectárea a la cosecha de trigo? Concluimos en que es la economía de escala la que permite al rentista tener utilidades “Sucede –agregó-- que un campesino con cinco hectáreas aspira a ganar 12 mil 500 pesos por ellas en siete meses, pero llega el rentista y le da el dinero por adelantado ¿Dónde está el negocio?, precisamente en juntar no cinco sino cuatro mil hectáreas, lo que ya significan 10 millones de pesos” Bajo este nuevo modelo de la CNC, el dueño de la tierra se desatiende de ella, pero en lugar de que las utilidades se las lleve el rentista, se quedan en la empresa, que es la que se encarga se sembrar, llevar asistencia técnica y cosechar, beneficiando así a agrónomos, contadores, abogados y otros profesionistas, en su mayor parte hijos de los propios campesinos, quienes también dan empleo a jornaleros provenientes de varios estados “Hasta hace poco sólo cinco rentistas se llevaban las ganancias de esas 5 mil 800 hectáreas de El Yaqui, pero ya no será más así, porque ahora las utilidades se quedarán para el pago de la cartera vencida, cubrir el Seguro Social de los 249 ejidatarios, crear fondos de vivienda y de becas de estudio, así como --punto muy importante-- participar en la reconversión productiva”, dijo Salvador Sánchez

Comentarios