Alerta la SCJN contra manipulación política

martes, 25 de octubre de 2005
* La masa es manipulable; el pueblo no, dice el presidente de la SCJN México, D F, 24 de octubre (apro)- El presidente de la Suprema Corte de Justicia de la Nación y del Consejo de la Judicatura Federal, Mariano Azuela Güitrón, alertó contra la manipulación de los mexicanos de cara a las elecciones generales del próximo año En momentos en que se debate sobre la aspiración de la nación mexicana hay que evitar ser manipulados y para ello hay que estar atentos a la posición que cada quien debe asumir, para lo que es necesario distinguir entre lo que es masa y pueblo, declaró Azuela Al inaugurar la cuarta Feria Internacional del Libro Jurídico del Poder Judicial de la Federación, en el Palacio de la Justicia Federal, Azuela pronunció un discurso que se interpretó como una respuesta velada a las constantes críticas del precandidato del PRD a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador, al Poder Judicial y en particular a la Corte De forma reiterada, López Obrador ha advertido que de ganar las elecciones del 2006, promoverá una reforma al Poder Judicial, incluida la Suprema Corte para desvincularla del poder político En particular, el perredista ha criticado que Azuela se haya reunido con el presidente Vicente Fox para tratar el tema de su frustrado desafuero cuando era Jefe de Gobierno del Distrito Federal En su discurso Azuela advirtió: "Hay que evitar ser manipulados? para ello hay que estar siempre ante la atención de cuál es la posición que cada quién deba asumir, ahí es donde se debe tener conciencia de aquella distinción que en algún momento dado se hizo del pueblo y de la masa" El pueblo, dijo, son los seres humanos formados, con preparación intelectual, con capacidad crítica y con posibilidades de lograr el mejoramiento de la comunidad La masa, agregó, "está constituida por seres acríticos, manipulables, que lo mismo va en un sentido que al día siguiente va en sentido opuesto" El Poder Judicial, aseguró, busca contribuir a lo que debe ser en estos momentos, de manera muy especial, la aspiración de la nación mexicana