"Mi detención, una venganza del gobernador Félix González": García Zalvidea

miércoles, 23 de noviembre de 2005
* Se niega a declarar ante el juez Cancún, Q R, 22 de noviembre (apro)- Abandonado a su suerte y sin defensa del Comité Ejecutivo Nacional del PRD, Ignacio García Zalvidea insistió en llamarse "preso político", acompañado por seguidores perredistas que montan guardia a las puertas de la prisión Luego de dos días de haber sido detenido, acusado de peculado, en un comunicado, el PRD afirma que la detención de García Zalvidea se debió a una "guerra sucia orquestada por el PRI": Dice que el monto del supuesto presunto peculado, por 125 millones de pesos, "se utilizó para pagar la nómina del municipio de Benito Juárez", bajo la administración de García Zalvidea La dirigencia perredista anunció que el líder nacional de ese partido, Leonel Cota Montaño, llegará al estado para pronunciarse en contra de la "injusta detención" del "Chacho" El exalcalde de Cancún enfrentará en la cárcel el proceso en su contra por peculado y al menos otras 11 denuncias más que pesan sobre él García Zalvidea, actual delegado estatal del PRD y virtual candidato al Senado, es acusado de 12 delitos, como fraude, peculado, mal uso de funciones públicas y desviación de recursos públicos, junto con siete colaboradores, entre ellos la síndico municipal Paula Martínez; el tesorero municipal Adrián López; su secretario particular, Antonio Wolf, y el Oficial Mayor del ayuntamiento, Gabriel Peniche Ante el juez IV de lo penal, García Zalvidea se negó a declarar, y afirmó que su estadía en la cárcel es una "venganza" del gobernador Félix González, del actual presidente municipal, Francisco Alor y del exgobernador Joaquín Hendricks A las afueras del reclusorio se realizaron manifestaciones de protesta por parte de seguidores del exmunícipe, también inhabilitado por el Congreso del estado para ocupar cargos públicos y de elección popular hasta por 20 años

Comentarios