El proceso electoral de 2006 deberá ser una "fiesta ": Fox

sábado, 26 de noviembre de 2005
* "Sólo se preocupan quienes no son democráticos" México, D F, 25 de noviembre (apro)- Aunque en su primer discurso de hoy ante industriales disminuyó su campaña en asuntos políticos, como lo hizo en los recientes dos días, el presidente Vicente Fox exaltó los logros de su gobierno y garantizó que la estabilidad económica implicará que el proceso electoral para elegir a su sucesor deberá ser una "fiesta" La idea de su gobierno, expresó, es que el próximo año la economía tenga "el mismo tren de crecimiento" que el actual --aunque evadió precisar que, en su último año al frente de la administración federal, ni siquiera llegará al 3 por ciento menor al estimado--, o que inclusive se acelere "De igual manera, no habrá `Año de Hidalgo` el próximo año, ya están bien advertidos todos y cada uno de los funcionarios públicos de que, si meten la mano, pagan las consecuencias", reiteró Fox en el desayuno que tuvo con motivo de la Reunión Anual de Industriales 2005, realizada en el hotel Sheraton del Centro Histórico "Y, por último, me parece que un país como el nuestro, que ya goza y vive una democracia intensa, y que palpa y siente los beneficios de la democracia, no puede ver más que con optimismo el próximo año, porque tenemos un sistema democrático, porque hemos elegido un sistema en el cual no hay reelección" Puntualizó: "No tenemos porqué ver esa elección con preocupación, y quienes sí quieren hacerlo, es sólo porque no son democráticos, porque debe de ser una fiesta esta elección, y lo va a ser" Fox elogió la fortaleza del Instituto Federal Electoral (IFE) y del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), y manifestó su confianza de que conducirán bien el proceso, porque cuentan con el apoyo y compromiso de toda la ciudadanía "Así que este país hoy ha construido caminos paralelos al desarrollo Perfectamente podemos llevar a cabo una elección, elegir felizmente a nuestro próximo presidente de la República y, a la vez, mantener el país en marcha, mantenerlo en crecimiento, asegurar que arranque fuerte el próximo sexenio y no tener estas caídas que normalmente se esperan en el sexto año y en el primer año"