Regresa Layda Sansores a la escena política

martes, 13 de diciembre de 2005
* Buscará una nominación como diputada plurinominal * El líder Convergencia-Campeche la apoya Campeche, Camp , 12 de diciembre (apro)- Atrincherada en Convergencia, donde ocupa la vicepresidencia regional del Comité Ejecutivo Nacional para el sureste del país, Layda Sansores San Román resurge en la cartelera electoral de 2006, posiblemente encabezando la lista de aspirantes plurinominales por el partido naranja a la Cámara de Diputados La posición que tendrá en la lista se debe, comenta Arturo Moo Cahuich, vicepresidente del Comité Directivo Estatal de Convergencia, a que en los comicios de 2003, cuando disputó por esas siglas la gubernatura del estado, con la votación que obtuvo contribuyó a conservar en el ámbito federal el registro del partido; además, a nivel local, logró tres posiciones en el Congreso y varias regidurías, para colocarse como tercera fuerza política La hija de Carlos "El Negro" Sansores Pérez, el otrora poderoso exgobernador y exdirigente del CEN del PRI, en menos de una década transitó del PRI, al PRD y de ahí a Convergencia En 2000, unida al movimiento Nueva República, que encabezó el también expriista y experredista Porfirio Muñoz Ledo, promovió el voto útil en favor del panista Vicente Fox Quesada en su carrera por la Presidencia de la República y ahora, anticipada a la determinación de la cúpula convergente de coaligarse con el PRD, hizo público su respaldo, y el de sus seguidores campechanos, a la campaña del perredista Andrés Manuel López Obrador Idolatrada por unos y satanizada por otros, en 1996, cuando Sansores San Roman, anunció que el perredismo local le ofrecía la candidatura externa por la gubernatura para los comicios del año siguiente, fue definida por el hoy diputado Abraham Bagdadi Estrella como "la más perredista de los priistas" Controversial por rebeldía, en esa elección, Layda Sansores logró una copiosa votación que hasta hoy mantiene en duda la legitimidad del triunfo que se le dio al ya exgobernador priista Antonio González Curi El presunto robo de la elección motivó en sus seguidores un movimiento de resistencia civil que, entre otras acciones, y pese a las violentas represiones policíacas que se ejecutaron para disolverlo, mantuvo un plantón permanente de siete meses frente al Palacio de Gobierno La manifestación fue interrumpida sólo para emprender una nueva lucha, por la vía legal, que aún no termina, Los seguidores de Sansores asestaron un golpe al sistema: la revelación de un centro de espionaje telefónico auspiciado por el gobierno, en el que sorprendieron en flagrancia a tres de los espías y obtuvieron más de 7 mil elementos de prueba Nacida un 7 de agosto, fecha en que se conmemora la emancipación de Campeche, la segunda de cinco hijos que procreó Sansores Pérez con la profesora Elsa San Román, y la única metida a la política, mostró su rebeldía cuando en 1996, siendo aún priista, votó en el Senado contra las iniciativas del entonces presidente Ernesto Zedillo, de aumentar el IVA, entre otras "Sí, rebelde, como mi padre", admite con orgullo Layda Sansores, quien inmediatamente explica: "Compartimos los mismos gustos, hablamos el mismo lenguaje y tenemos el mismo carácter Para mi papá la única diferencia entre ambos es que él es valiente y yo soy temeraria "Entiendo la rebeldía como la contraparte de la conformidad y la conformidad como la hermana de la mediocridad, así que seré rebelde toda la vida ¡Orgullosamente rebelde!, aunque a nuestra sociedad, entrenada en la simulación, en la docilidad, le cause urticaria oír la palabra", señala, pero aclara que no es una extensión de su padre, quien renunció del PRI en 1997: "Nunca he vivido bajo la sombra ni bajo el presupuesto de mi padre, mucho menos me considero su apéndice Siempre me he manifestado como una mujer libre Desde que tengo uso de razón defiendo mis puntos de vista y siempre supe pintar mi raya, y en el momento que decidí que no se puede crecer bajo la ceiba, él, que tiene una intuición aguda, entendió que para conservar una relación cercana debía respetar mis decisiones y, a veces, creo que no sólo las ha respetado, sino que ha terminado, en algunos casos, por seguir mis pasos más allá de lo solidario" Sostiene que no arrastró a su padre en sus decisiones, sino que lo ha "convencido": "Cuando me salí del PRI, o el PRI se salió de mí, mi padre tuvo primero una enorme resistencia, después comprensión y por último apoyo, y ahora, aunque no milita en ningún otro partido, creo que del PRI sólo le queda el recuerdo Entendió que estos eran tiempos nuevos y había que buscar otras alternativas de lucha política En el PRI tenía más de pasado que de futuro" De sus saltos por las diferentes corrientes ideológicas y partidos señala: "La gente lo malinterpreta como actos de frivolidad, que cambias como si cambiaste a tu marido por otro, yo creo que hoy la sociedad entiende que si una mujer no es bien tratada en su matrimonio no hay convenios eternos, entonces, creo que lo que es importante es la fidelidad, la lealtad y la pasión en el momento en que tu tienes un compromiso, sea con un hombre o con un partido; y que también la política, como el amor, es de dos partes y si no hubo el entendimiento habrá que valorar cuál es mi responsabilidad y cuál es de la cúpula que controla un partido político sin escrúpulos" Empero, destaca: "Esta experiencia de estar en la política es lo más esférico, intenso, retroalimentante (sic), si volviera a nacer escogería exactamente el mismo camino, los acontecimientos, exactamente, no cambiaría nada"