PAN y PRD de Veracruz se oponen a reestructurar deuda

miércoles, 14 de diciembre de 2005
* Saldría más caro, argumentan; lo que busca el gobernador es heredarla a su relevo Jalapa, Ver , 13 de diciembre (apro)- A pesar de la urgencia del gobierno del priista Fidel Herrera Beltrán, a fin de que antes de finalizar el año se apruebe la iniciativa enviada a la Legislatura local para reestructurar la deuda contraída por la gestión anterior ?de 3 mil 500 millones de pesos--, panistas y perredistas anuncian su voto en contra, "porque resultaría más caro para el estado" Y es que hoy el titular de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan), Rafael Murillo Pérez, argumentó que si los diputados locales no aprueban la reestructuración de la deuda en diciembre, el próximo año cambiarán los esquemas de financiamiento y el gobierno estatal no podría ahorrarse alrededor de 297 millones Sin embargo, para el panista Miguel Ángel Yunes Márquez y el perredista Agustín Mantilla Trolle, la propuesta enviada al Congreso por Herrera Beltrán, a través de la Sefiplan, no sólo resulta inviable, sino que también genera suspicacias, sobre todo "porque plantea dos años de gracia, precisamente en periodos de elecciones" --en 2006 habrá comicios federales y, en 2007, elecciones locales Ante la advertencia de la oposición en torno a la no aprobación de dicha iniciativa, la reacción de Herrera Beltrán no se hizo esperar y, tras calificar la posición de los legisladores de "inverosímil", amenazó con utilizar todos los medios a su alcance para lograr su propuesta Cuestionó: "¿En qué cabeza cabe que cuando un acreedor por alguna razón quiere cobrar menos, el deudor no lo quiera aceptar" Esto, subrayó, "me parece inverosímil" y, por lo tanto, "increíble, porque si así ocurrió, tendrán que tener muy buenas razones para explicarle a los veracruzanos una decisión de esa naturaleza" De acuerdo con el análisis de la propuesta, ambos legisladores de oposición coincidieron en señalar que en el fondo, con esta iniciativa "el gobierno de Herrera Beltrán sólo pagaría 35% del monto de la deuda, pretendiendo heredar a la próxima administración el restante 75%" Además, el perredista subrayó que su bancada tomó el acuerdo político de "no aprobar la reestructuración de la deuda", ya que la propuesta además tiene "tintes electorales", y una situación de esta naturaleza impactará aún más a las finanzas públicas estatales, "porque a largo plazo causaría el pago de 200 millones de pesos más" Lo que está planteando el gobierno, explicó el panista, es una reducción de la sobretasa en el pago de intereses, sin embargo, "también está pidiendo dos años de gracia para el pago de capital, lo que significa que lo único que está proponiendo es acumular los intereses para años posteriores" Es decir, explicó, tal y como se está planteando en la iniciativa --que aún está bajo análisis en la Comisión de Hacienda del estado--, "es que en lugar de los 5 mil millones de pesos, se estarían pagando 5 mil 800 millones, lo que representa que se estaría perdiendo dinero y no ganando" --¿Esto quiere decir que aparte que no es viable la reestructuración de la deuda, también genera suspicacias? --Sí, genera una suspicacia muy grande porque los dos serán años electorales, tanto federales como locales; además se está argumentando que los recursos que no se vayan a pagar, serán para atender a las víctimas de los huracanes Esto significa que, en 2006 y 2007, durante las campañas, veremos a un gobierno muy activo dando láminas y despensas Tanto Mantilla Trolle como Yunes Márquez adelantaron que existe ya un acuerdo entre los integrantes de sus respectivas bancadas para no aprobar la iniciativa de Herrera Beltrán No obstante, el titular de la Sefiplan argumentó que, en caso que la Legislatura local no apruebe la reestructuración de la deuda, tan sólo en enero próximo el estado podría dejar de ahorrarse 27 millones de pesos, "recursos que podrían canalizarse a obras de infraestructura carretera, hospitalaria y agropecuaria", entre otras En tanto, el gobernador, cuestionado sobre la posición de PAN y PRD, subrayó que "si en el momento en que la institución bancaria, acreedora de la deuda, abrió la posibilidad de reducir los intereses, la pude haber aceptado de inmediato", sin embargo, "opté por someter el asunto al Legislativo"

Comentarios