Yucatán: Diputado panista habría desviado recursos

miércoles, 21 de diciembre de 2005
* El legislador Joaquín Díaz usó equipo y material de impresión del Congreso local para promoverse políticamente, acusa el PRI Mérida, Yuc , 20 de diciembre (apro)- Dirigentes del PRI en Yucatán denunciaron ante el Ministerio Público Federal y el Instituto Federal Electoral, al legislador local panista Joaquín Díaz Mena por desvío de recursos públicos para su campaña en pos de un escaño en la Cámara de Diputados Al legislador del PAN se le acusa de utilizar equipo y material de impresión propiedad del Poder Legislativo local para elaborar papelería alusiva a su campaña como candidato a diputado federal por el I Distrito electoral El presidente del PRI en Yucatán, Carlos Sobrino Sierra, aseguró que existen elementos suficientes, como documentos de la Tesorería del Congreso estatal, así como el que giró sobre el caso la diputada panista Magali Cruz Nucamendi a sus compañeros de bancada, sobre la supuesta responsabilidad de Díaz Mena en el delito De acuerdo con el Código Penal, en su artículo 407, fracción III, de comprobarse la culpabilidad del diputado local, se le impondría una multa de 200 a 400 días de salario mínimo y una condena de entre 9 y 10 de prisión Además de que perdería la posibilidad de contender en los comicios de julio de 2006 por una diputación federal, como pretende Sobrino Sierra consideró que el hecho tiene que ser investigado por las autoridades judiciales y electorales, a fin de dejar claro si se incurrió o no en un delito En ese sentido puso como ejemplo el caso de Ivonne Ortega Salazar, hoy diputada federal, quien fuera investigada durante la Legislatura estatal pasada cuando se localizaron paquetes de juguetes en una bodega del Congreso propiedad de la legisladora, lo que motivó una denuncia interpuesta por los diputados panistas en contra de la priista No había ni siquiera campaña en ese momento, agregó Sobrino Sierra; sin embargo, se investigó a fondo, se procedió legalmente y se comprobó que no había ningún hecho ilegal o desviación porque los juguetes sólo fueron llevados temporalmente en tanto eran repartidos por Ortega y que además habían sido comprados con dinero propio de la diputada