Censura Encinas ley migratoria de EU

viernes, 23 de diciembre de 2005
* Se pronuncia contra actitudes xenofóbicas México, D F, 22 diciembre (apro)- El jefe de Gobierno del Distrito Federal, Alejandro Encinas, se sumó al coro de voces que se han pronunciado en contra de la ley migratoria aprobada por la Cámara de Representantes de Estados Unidos, que prevé la aplicación de medidas más drásticas para inhibir la migración En su conferencia de prensa mañanera, el funcionario capitalino consideró que alentar actitudes xenofóbicas en nada ayuda a mantener una sana relación bilateral con Estados Unidos Dijo que, en lugar de construir muros y cercas, hay que construir puentes, y sostuvo que la mejor forma de preservar una sana relación con el vecino del norte, es "reconocer nuestras diferencias, nuestras relaciones de interdependencia" Encinas destacó que el trabajo de los mexicanos en Estados Unidos es fundamental para la economía norteamericana, y es "una realidad más terca que los caprichos de sus gobernantes" Además, sentenció que, así como cayó el muro de Berlín, caerá también el muro que el gobierno norteamericano pretende construir en la frontera con México "Tendrá que caer porque las sociedades no las dividen los actos impositivos de los gobernantes, sino la relación que se establece entre los pueblos" Interrogado luego sobre la postura asumida por el gobierno mexicano en relación con la victoria electoral del indígena Evo Morales, en Bolivia, Encinas comentó que las relaciones entre los Estados están por encima de "nuestras referencias partidarias", por lo que sugirió al presidente Vicente Fox extender un mensaje de felicitación al presidente electo de Bolivia Encinas coincidió también con el Fondo Monetario Internacional (FMI), en el sentido de que tanto en Europa como en América, incluido México, la corriente está latiendo hacia la izquierda Dijo: "Hay que ver la declaración del Fondo Monetario Internacional, donde hace un reconocimiento al fracaso de las políticas económicas que se generaron a partir de los años 80, y cómo esta nueva ola que avanza de la izquierda en América Latina y el mundo, no solamente se corresponde con el desencanto de las políticas aplicadas, sino particularmente, da cuenta del fracaso del modelo económico seguido"

Comentarios