Obispos de México y EU rechazan muro fronterizo

viernes, 30 de diciembre de 2005
Presentarán una protesta formal en ambos países México, D F, 29 de diciembre (apro)- Ante el temor de que el "muro de la ignominia" provoque más muertes de migrantes, obispos de México y Estados Unidos se unieron al rechazo que ha provocado la intención estadunidense de construir una barda fronteriza entre ambas naciones Los obispos de las diócesis fronterizas elevaron sus voces para manifestar al gobierno del presidente George Bush su más enérgico rechazo al proyecto El obispo de la Diócesis de Piedras Negras, Alonso Gerardo Garza Treviño, reveló que tras diversas consultas con prelados en ambos lados de la frontera se constatar que loa mayoría coincide en un rechazo abierto a la construcción del muro Dijo que, en lo esencial, coincidieron en que el muro fronterizo en lugar de ayudar a solucionar un problema ancestral de migración, enrarecerá las buenas relaciones bilaterales El prelado anticipó que los obispos Texas y México presentarán en los primeros días del próximo una protesta formal ante los gobiernos estadunidense y mexicano "Es nuestro rechazo al proyecto de construcción del muro como medida para solución el problema de la migración ilegal, así como una petición urgente que se dé por terminados todos esos problemas", dijo El obispo Garza Treviño sostuvo que el próximo año no se presenta un panorama nada halagador: "Para la migración el panorama se ve negro por la disposición de construir un muro que impida el flujo de indocumentados" Consideró que la actitud del gobierno de Estados Unidos hacía México, su vecino y socio comercial, es reprobable, pues sólo deja entrever un panorama lleno de desesperanza Anticipó que uno de los efectos inmediatos será el registro inhumano de un mayor número de migrantes muertos en el río Bravo, pues intentarán cruzar por nuevas rutas que estarán llenas de peligros Más aún, se prevé un distanciamiento en las relaciones bilaterales, dijo Afirmó que Estados Unidos pretende "tapar el sol con un dedo", pues considera que aplicar esa medida es dar una salida falsa al problema de la migración ilegal, "Estados Unidos no quiere ver las causas que ellos mismos producen", dijo Mientras no se ataque el problema de fondo, seguirá muriendo gente inocente que sólo busca de un mejor nivel de vida, puntualizó