Justifica Derbez ley antimigración de EU

miércoles, 16 de febrero de 2005
* Defiende el propósito del gobierno de Bush por construir una barda en la frontera con México * El canciller se reúne con la secretaria de Estado, Condoleezza Rice Washington, 15 de febrero (apro) - Por encima de la molestia y reclamos del presidente Vicente Fox y del secretario de Gobernación, Santiago Creel, sobre un proyecto de ley antimigratorio que pide continuar con la construcción de una barda en la frontera con México y que apoya George W Bush, el canciller mexicano Luis Ernesto Derbez, defendió a la Casa Blanca y justificó el propósito de la legislación “Yo no calificaría, sin embargo, la posición de la Casa Blanca como anti-inmigrante, sino más bien como pro-seguridad”, declaró Derbez en conferencia de prensa con los corresponsales de medios mexicanos acreditados en Washington, al término de su encuentro con su homóloga estadunidense Condoleezza Rice “En este caso concreto ni siquiera es un tema contra México, es una situación de política de seguridad, preocupación con la situación de los migrantes en general; no se está hablando de los migrantes mexicanos, se está hablando de los migrantes y, por lo tanto, no es un golpe que nos hayan dado”, acotó el secretario de Relaciones Exteriores Titulada Acta para un Auténtico Documento de Identidad, la legislación aprobada la semana pasada por 261 votos contra 161 en la Cámara de Representantes del Congreso federal estadunidense, contempla, entre otras cosas, seguir con la construcción de una barda o cerca de acero en la zona fronteriza que comparte San Diego, California, con el territorio mexicano; restringir la emisión y uso de licencias de conducir inmigrantes indocumentados; aumentar el número de agentes de la Patrulla Fronteriza; del Servicio de Aduanas; y fortalecer las operaciones y sistemas tecnológicos para el fichaje de los extranjeros que llegan a Estados Unidos La medida que de inmediato fue criticada por Fox y Creel, está patrocinada por Jim Sensenbrenner, representante republicano por el estado de Wisconsin y presidente del Comité Judicial de la Cámara de Representantes, pero, además, tiene todo el respaldo del presidente Bush, incluso para el tema de la construcción de la barda en la frontera con México, el punto que provocó la molestia y rechazo total del mandatario mexicano y el secretario de Gobernación “Tiene una serie de elementos esta legislación que nos preocupa Nos parece que sería importante que sea tomado en consideración y que busquemos la manera de trabajar para que no se vaya a convertir en obstáculo para los ciudadanos; en este caso mexicanos, pero de cualquier nacionalidad”, enfatizó Derbez Frente al descontento del presidente de México y del secretario de Gobernación por la legislación patrocinada por Sensenbrenner y apoyada por Bush, se esperaba que Derbez en su reunión con Rice transmitiera esa irritación, aunque sí lo hizo, pero con otro estilo: “De manera diplomática, como deben ser todas estas presentaciones y desde el punto de vista de nuestra preocupación de algunos de los temas”, sostuvo el canciller De las críticas y menosprecio que hizo Estados Unidos al gobierno y sistema judicial mexicano por la desaparición de 27 estadunidenses en la ciudad de Nuevo Laredo, Tamaulipas, y que recientemente provocó una fuerte irritación en la relación bilateral, Derbez aseguró que este asunto “ha quedado superado” De los más de 30 minutos que duró la reunión Rice-Derbez, el Departamento de Estado solamente informó que los dos funcionarios hablaron del tema de la seguridad fronteriza, de migración, de temas latinoamericanos y los adeudos de agua Derbez aseguró que esta visita que hizo a Washington la realizó en calidad de secretario de Relaciones Exteriores de México, y que, por lo tanto, no habló con Rice sobre sus aspiraciones a ser el titular de la Organización de los Estados Americanos (OEA) “Había gente por ahí mal informada que dijo que ese iba a ser uno de los temas, pero no”, respondió el canciller al ser consultado sobre el punto En materia bilateral, Rice y Derbez hablaron de la próxima reunión que sostendrán en marzo los presidentes Bush y Fox, en el sentido de que la quieren ampliar a encuentro trilateral; con la participación de Paul Martin, primer ministro de Canadá El canciller mexicano aseguró que aún no hay una fecha definida ni la ciudad escogida para el encuentro, pese a que ya se había ventilado que el encuentro sería el 23 de marzo, en Washington El problema con este día es que Martin tiene problemas para cambiar una cita con el Parlamento de su país que tiene programada para esa fecha

Comentarios