Entrega el PRD control del Congreso de Tabasco al PRI

viernes, 18 de febrero de 2005
Villahermosa, Tab , 17 de febrero (apro)- Entre acusaciones de “traiciones”, diputados del Partido de la Revolución Democrática entregaron al PRI --en “charola de oro”-- el control político y administrativo de la Cámara de Diputados al avalar la desaparición de la Gran Comisión para conformar una Junta de Coordinación Política que, de aprobarse en la sesión del próximo martes 22, presidirá el tricolor los próximos 13 meses Interminables pleitos internos entre los llamados “duros” del PRD --fundadores del partido-- y los que han arribado posteriormente, principalmente expriistas, así como la disputa por el Comité Directivo Estatal, provocaron que el partido del sol azteca esté a punto de perder el control del Congreso Una historia de “traiciones” que se agudizó por la participación del diputado y aún presidente de la Gran Comisión, Carlos Mario Ocampo Cano, como candidato a la presidencia estatal del PRD, apoyado por nueve aspirantes que declinaron para postularlo como su abanderado Ocampo Cano forma parte del grupo político que encabeza el dirigente estatal del PRD, Auldárico Hernández Jerónimo, y el diputado local y presidente del Consejo Estatal de ese partido, Darvin González Ballina, además de que su candidatura es respaldada por ocho de los 17 diputados perredistas El adversario más fuerte de Ocampo es el empresario y consejero nacional del PRD, Juan Manuel Fócil, identificado con el grupo del senador de la República y también empresario, César Raúl Ojeda Zubieta, dos veces candidato a la gubernatura A Fócil lo apoyan los nueve restantes diputados del PRD, quienes, ante el registro de Ocampo Cano como candidato y el ofrecimiento de éste de renunciar a la presidencia de la Gran Comisión, designaron al diputado Adolfo Díaz Orueta como nuevo coordinador de los 17 legisladores y, por lo tanto, sucesor de Ocampo en la Gran Comisión Sin embargo, molesto por el “madruguete” de la mayoría de los diputados de su fracción, Ocampo no renunció a la Gran Comisión y en “revancha”, hizo quórum con la diputada Nidia Naranjo Cobián –de su grupo político-- para que sesionara la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales y ahí se votara la desaparición de la Gran Comisión La referida comisión está integrada por diez legisladores, cuatro del PRD, tres del PRI, dos del PAN y uno del PVEM A la sesión acudieron los tres diputados del PRI, uno del PAN y el del PVEM, cinco en total que no hacían quórum, lo que se logró con la presencia de Ocampo y Naranjo Aunque los dos votaron en contra de la desaparición de la Gran Comisión, fueron superados por los cinco del PRI, PAN y PVEM que votaron en pro, “consumándose así la traición porque su objetivo (de Ocampo y Naranjo) era hacer quórum para que la comisión sesionara”, acusó el diputado Francisco Sánchez, del grupo de “los nueve” “Prefirieron entregar al PRI en charola de oro el control de la Cámara de Diputados que ceder la Gran Comisión a un grupo perredista distinto al de ellos Es una gran traición”, tronó el diputado José Luis Sánchez Ahora, el dictamen de la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales será bajado al pleno para ser votado en la sesión del martes 22 El PRI, PAN y PVEM, con 18 votos en total --con 14, tres y un diputado respectivamente-- contra 17 del PRD, confían en que se aprobará en el pleno la sustitución de la Gran Comisión por la Junta de Coordinación Política (JCP) que, de consumarse, encabezará el tricolor a partir de marzo por un periodo de 13 meses Posteriormente, el PAN la presidirá durante cinco meses, el PVEM dos y dos más el PRD, es decir, la fracción mayoritaria del Congreso únicamente encabezará la JCP los meses de noviembre y diciembre de 2006 No obstante, la alianza PRI, PAN PVEM se ensombreció con la postura del diputado del PRI, Evaristo Hernández Cruz, quien públicamente advirtió que votará en contra de la sustitución de la Gran Comisión por la JCP En un documento leído ante medios de comunicación, el legislador tricolor sostuvo que lo que requiere el Poder Legislativo es una “profunda reforma integral”, no solo desaparecer la Gran Comisión, como lo propuso con otro diputado del PRI y dos del PRD en marzo del año pasado Reforma integral que, el pasado 29 de diciembre, defendió con todo el diputado Ocampo Cano, al lograr abortar que sesionara la Comisión de Gobernación y Puntos Constitucionales, promovida por el PRI, PAN y PVEM que desde entonces pretendían aprobar el dictamen para desaparecer la GC Ante la postura del diputado Evaristo Hernández, el diputado del PRD, Alfonso Filigrana, anunció que votará “por la democracia” y que, por ello, sufragará en favor de desaparecer la Gran Comisión Así, mientras un priista anuncia voto en contra y un perredista en favor, los números quedan iguales para definir el destino de la Gran Comisión y la JCP Sumado el voto del diputado priista, los 17 legisladores PRD lograrían echar por tierra la intentona del PRI, PAN y PVEM, “pero son más grande sus pleitos internos”, observó el exdiputado federal priista y politólogo, Francisco Peralta Burelo

Comentarios