Acusan al Inmujer DF de efectuar despidos injustificados

jueves, 3 de febrero de 2005
* Se presiona a sindicalizados para que respalden acciones del GDF México, D F, 2 de febrero (apro)- Miembros del sindicato de trabajadores del Instituto de las Mujeres del Distrito Federal denunciaron despidos injustificados en la dependencia, y acusaron al Gobierno del Distrito Federal (GDF) de usar al organismo descentralizado como “plataforma política” En conferencia de prensa, Maricarmen Sánchez y Angélica Sierra, recientemente despedidas del instituto, y Julia Escalante --quien acusa a la dirigencia encabezada por Luz Romero Esteva de amedrentar su labor por el hecho de ser sindicalizada-- narraron historias de cómo las autoridades capitalinas hacen uso de tiempo laboral para apoyar acciones del GDF Aseguran haber sido enviadas a barrer las calles cuando el jefe de gobierno anuncia que la ciudad estará limpia; a repartir cómic tras el escándalo del Encino; a repartir volantes luego de la apertura de los segundos pisos, o para que la ciudadanía participe en las consultas telefónicas O igual para tomar datos de las madres que tienen a sus hijos en escuelas primarias o a quienes se les reparten útiles gratuitos, o incluso en el reparto de placas, entre otras acciones Según las denunciantes, la dirección del instituto les indicó que estaban “para apoyar actividades oficiales”, aunque a ellas las contrataron a fin de atender los problemas de la población femenina capitalina “Sí hay desvío de recursos en esta actividad Hay un fondo electoral, porque se ahorran recursos para hacer estas actividades, pero agarran a las del Instituto de las Mujeres para promover dichas acciones Las labores extra son en horas de trabajo”, se queja Maricarmen Sánchez En materia laboral, Sánchez contó que su agrupación fue creada con la venia de Luz Romero Esteva, que se afilió a los Sindicatos de Trabajadores de Oficinas, Expendios y Comercios, cuyo secretario general es Salvador Arellano Ayala, el que es despachador de gasolinera y no recibe salario, sino que vive de las propinas Entonces había 220 trabajadoras por honorarios y 16 de los denominados “de estructura” No cuentan con Seguro Social ni están afiliadas al ISSSTE o Infonavit En resumen, carecen de prestaciones Luego de seis años de promover la reivindicación de los derechos de la mujer –el instituto fue creado en 1998, primero como Promujer, y luego en el 2000 como Inmujer--, en 2002 se atrevieron a crear el sindicato, y el 13 de noviembre de ese año presentaron su propuesta de contrato colectivo de trabajo (CCT), ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje El 22 de noviembre, la Junta Local se declara incompetente para conocer del conflicto, y turna el expediente al Tribunal Federal de Conciliación y Arbitraje Hacen un primer emplazamiento a huelga, que no fructifica En 2003 retoman la idea y vuelven a emplazar para mayo de este año Los trámites legales continúan Carta a Raquel Sosa Primero la Junta de Conciliación y Arbitraje archivó su expediente porque consideraba que su sindicato no era legítimo, pero tras interponer un amparo que fue ganado por estas trabajadoras, aquélla retomó su caso El 17 de diciembre de 2004 comienzan a despedirlas sin que exista una razón válida A la fecha han echado a nueve personas y hecho 13 cambios de lugar de trabajo sin justificación Con estos antecedentes mandaron cartas a López Obrador y a la secretaria de Desarrollo Social, Raquel Sosa, sin que hasta el momento hayan tenido respuesta Las denunciantes dicen que están de acuerdo en que el gobierno de la ciudad sea austero, pero le piden congruencia y respeto a sus derechos laborales “También somos mujeres y vivimos en esta ciudad”, señaló Julia Escalante A su vez, Eduardo Díaz, abogado de las demandantes y exsubprocurador capitalino de Defensa del Trabajo, comentó que si hacen esta denuncia no es por atizar un “golpe” político al GDF, sino para que sepa qué está pasando en el Instituto de la Mujer del Distrito Federal

Comentarios