Asamblea ejidal decidirá suerte de cacique en Hidalgo

viernes, 11 de marzo de 2005
* Un árbol y una soga aguardarían a Enrique González Valdés, en Nativitas Cuautepec de Hinojosa, Hgo , 10 de marzo (apro)- Hace once años, Enrique González, comisariado de Santa María Nativitas, fue muerto a manos de los lugareños, quienes lo señalaban de ser el cacique del pueblo y mangonear la ley a su antojo Ahora su nieto vive bajo la misma amenaza, que podría cumplirse este 18 de marzo, cuando la asamblea ejidal se reúna para cambiar a sus representantes Una soga y un árbol son el probable futuro para Enrique González Valdés, quien en su papel de excomisariado, ha continuado con el poder que ha detentado su familia desde hace 23 años, provocando la ira de los habitantes, quienes buscan ser escuchados para evitar corra la sangre Aarón Villera Arroyo, delegado de esta localidad, explica que el problema surgió luego del despojo de tierras que sufrieron varios lugareños a manos de la familia, y que ahora se han traducido en cientos de hectáreas que han acumulado para ellos Con la llegada de González Valdés como comisariado ejidal hace tres años, prosiguieron las injusticias, al negarles la entrega de sus títulos de propiedad a los campesinos “Son las tierras más fértiles las que le gustan y que busca obtener por las buenas o las malas”, asevera el delegado Estas autoridades desde hace cuatro años, explica, cuentan con los títulos de propiedad de la mayoría de campesinos, a quienes ahora para regresarles estos documentos “robados”, están pidiendo sumas de aproximadamente 2 mil pesos “La cuestión es que el ahora excomisariado se ha distinguido por tomar el cargo para abusar y únicamente con fines personales”, agregó y dijo que el cacique buscó imponer a su sucesor José Trejo, en el que se apoya para cometer todo tipo de arbitrariedades en contra de la gente Villera Arroyo manifestó que los campesinos que no entregaban las cantidades demandas eran despojados de sus tierras, que inmediatamente eran utilizadas por los “nuevos dueños” Un ejemplo claro, aseguró, fue cuando un terreno del monte fue “ultrajado”, realizando tala clandestina de árboles sin medida alguna y acabando con la fauna y vegetación del lugar “Quienes se llegaban a resistir, eran hostigados por el comisario frecuentemente”, sostiene Posteriormente, a Santa María Nativitas llegó una compañía privada, ofreciendo mejoramiento para la comunidad Las ganancias que estaba dejando al pueblo fueron acaparadas por el comisario, “el cual comenzó a hacer un trato personal con el gerente de la empresa, dejando afuera a la comunidad y revelando una vez más su interés particular” Aseveró que otra de las tantas fechorías cometidas por este personaje, fue el financiamiento al pueblo de varios tractores que, pese a que estaban destinados para el beneficio colectivo, dispuso de éstos a su antojo y sin proporcionar el servicio requerido por el pueblo Será este 18 de marzo cuando se dé el cambio de comisariado y en que se avizora un nuevo enfrentamiento Cada dos años, arriban a este lugar decenas de granaderos de la dirección general de Seguridad Pública y Tránsito del Estado (DGSPTE), a fin de resguardar el lugar, ya que la tensión llega a puntos inimaginables

Comentarios