En Ginebra, critican política foxista de derechos humanos

martes, 5 de abril de 2005
* Persisten abusos a garantías de mujeres e indígenas, así como militarización de pueblos México, D F, 4 de abril (apro)- El Centro “Miguel Agustín Pro Juárez” denunció, ante la comunidad internacional defensora de las garantías reunida en Ginebra, Suiza, que el Programa Nacional de Derechos Humanos (PNDH) no ofrece condiciones para resolver problemas estructurales que propician violaciones graves a los derechos en el ámbito de la administración y procuración de la justicia, de la militarización, de los derechos de la mujer, de los pueblos indios, así como en el rezago que existe en materia laboral, entre otros Mélanie Berthaud, en representación del Centro Prodh, explicó que el PNDH deja en suspenso cambios clave para que estas condiciones puedan surgir, tal como es el caso de la reforma constitucional en materia de derechos humanos o la reforma del sistema de justicia, al señalar que la impunidad respecto de los crímenes del pasado permanece sin resolución real Afirmó que, a la fecha, no existen garantías respecto de la posibilidad de seguimiento del PNDH después del 2006 La primera razón es la cercanía del proceso electoral presidencial; la segunda, es que la ley de planeación mexicana no permite que un programa sexenal continúe después de la renovación del mandato del Ejecutivo, y porque éste no involucró a todas las fuerzas políticas, por lo que el PNDH no concreta un compromiso de Estado, además que hay una ausencia de mecanismo real para dar seguimiento y cumplimiento a las recomendaciones Finalmente, aseguró que las ONG ahí representadas sostienen que es necesario solicitar a la Oficina de la Alta Comisionada que amplíe el mandato de la oficina local a un mandato de supervisión, con el fin de que la cooperación técnica atienda las causas más profundas de las violaciones a derechos humanos en México La participación de Berthaud se produjo durante el 61 periodo de sesiones de la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas, que se realiza en Ginebra, en donde ONG mexicanas presentaron la situación de los derechos humanos en México En la sesión informativa llevada a cabo el 1 de abril en la sede de Naciones Unidas, y organizada por la Red Nacional de Organismos Civiles de Derechos Humanos “Todos los derechos para todos”, participaron Mark Thompson, director de la Asociación para la Prevención de la Tortura (APT) con sede en Ginebra como moderador; Rupert Knox, investigador para México de Amnistía Internacional, quien habló del sistema de justicia; Marimar Monroy, de la Comisión Mexicana de Defensa y Promoción de los Derechos Humanos, lo hizo respecto de los asesinatos de mujeres en Ciudad Juárez; Michael Chamberlin, del Centro de Derechos Humanos “Fray Bartolomé de las Casas” (CDHFBC), se refirió la militarización y paramilitarización en Chiapas, y Mélanie Berthaud, del Centro Prodh, presentó un balance ya referido Por su parte, el investigador para México de Amnistía internacional Rupert Knox, se refirió al problema de la tortura en México; al avance que constituye la ratificación del Protocolo de la Convención Contra la Tortura, y la necesidad de trabajar conjuntamente con la sociedad civil para que se establezca un mecanismo nacional de prevención que realmente funcione y ayude a prevenir la tortura en cualquier lugar de detención en México Señaló la desprotección en la cual viven millones de personas en México; la constante fabricación de delitos, los abusos no investigados, e insistió en el reto que tiene México para mejorar la situación de los derechos humanos, mencionando, en especial, los casos de Felipe Arriaga, ecologista preso en Guerrero, y la situación que se vive en Oaxaca, donde el secretario de Gobierno en el periodo de José Murat fue nombrado presidente del Tribunal Superior de Justicia, lo que evidencia la falta de separación de poderes en la entidad Indicó que la transformación del sistema de justicia es una oportunidad perdida por el actual gobierno, y que si la implementación del Protocolo de Estambul se realiza sólo vía el Ministerio Público, será un avance muy limitado Por ello, apuntó es necesario transformar las estructuras que propician violaciones a los derechos humanos, y subrayó el trabajo que realizan las ONG en México pues, sostuvo, en muchos casos son la única instancia donde las víctimas acuden y tienen respuesta

Comentarios