Se une Castañeda a las críticas de EU sobre Memín Pinguín

jueves, 14 de julio de 2005
* En un intento por congraciarse con el gobierno de Bush, el excanciller pidió sensibilidad a México * Compara el timbre con las ofensas a nuestro país que han hecho funcionarios y legisladores estadunidenses Washington, 13 de julio (apro) - Acostumbrado a hablarles a los estadunidenses en el tono que a ellos les gusta, aunque no tengan la razón, Jorge G Castañeda, el excanciller y ciudadano candidato a la Presidencia de México, se ungió en un cuero de camaleón y como uno más de sus tantos virajes en su vida política, se sumó a las críticas que, por ignorancia sobre la cultura popular mexicana, se han hecho en Estados Unidos a la emisión de la estampilla postal, con la imagen del famoso personaje de historietas Memín Pinguín "Yo quisiera ver cuál sería la reacción en México si hubiera un timbre del sistema postal de Estados Unidos con un Speedy González o ?Los Tres Amigos? No una película, no una caricatura, sino un documento oficial por excelencia del Estado mexicano", declaró Castañeda durante su participación en el foro que organizó el Woodrow Wilson Center de Washington, sobre las elecciones presidenciales de México en julio de 2006 Hace un par de semanas, los medios de comunicación de Estados Unidos hicieron todo un escándalo con el timbre de Memín que emitió el Servicio Postal Mexicano (Sepomex) al entrevistar a líderes de la comunidad negra e hispana de la Unión Americana, quienes tildaron de racista y ofensiva a la estampilla con la caricatura Tanto fue el escándalo y demostración de la ignorancia y total desconocimiento de la cultura popular mexicana, que hasta la Casa Blanca se metió a criticar al timbre y le pidió al gobierno de Vicente Fox, que retirara la estampilla postal La prensa estadunidense que de su ignorancia sobre la cultura popular mexicana quiso hacer todo un escándalo bilateral, enterró el asunto cuando se dio cuenta que en México jamás se le ha dado un contexto racista a la caricatura de Memín Pinguín, creada por Yolanda Vargas Dulché, en la década de los años cuarenta Por eso sorprendió que Castañeda, sabiendo esto, aprovechara su estancia en Washington para atraer la atención del público de Estados Unidos al criticar al timbre postal mexicano "Yo creo que el Estado mexicano se hubiera molestado enormemente si el Estado americano hubiera hecho lo mismo", insistió Castañeda En su afán por el protagonismo, el excanciller mexicano quiso quedar bien con los estadunidenses e intentó justificar las críticas que hizo a la estampilla de Memín Pinguín dando una explicación académica sobre lo que él considera fue falta de sensibilidad del Gobierno de México para con la comunidad negra de Estados Unidos "De la misma manera que nosotros le pedimos a los estadunidenses que sean sensibles y que no se refieran a nosotros como patio trasero, es importante que nosotros en México seamos sensibles a las formas de lucha que se dieron en este país por distintas minorías", enfatizó el exencargado de la política exterior en los primeros años del foxismo Respecto al foro sobre las elecciones presidenciales de México en 2006, Castañeda intentó presentarse como un candidato que ofrece una alternativa distinta y viable, tras considerar que los tres principales partidos políticos del país --PRI, PRD y PAN--, están muy desgatados por todos los problemas de corrupción y luchas internas que tienen al igual que sus posibles candidatos Lo que no dijo Castañeda fue que son mínimas sus posibilidades de obtener siquiera un 10 por ciento de los votos en los comicios de julio de 2006, en caso de que llegase a ser candidato, y mucho menos que, según las encuestas de opinión publica, no tiene la más mínima posibilidad de convertirse en próximo presidente de México Además de las críticas que hizo al timbre de Memín Pinguín, Castañeda también puso en tela de juicio la labor de la prensa de México en un proceso de elecciones presidenciales "Los medios (mexicanos) están totalmente desacostumbrados a cubrir una campaña desde un punto de vista de sustancia? Hay un rechazo general en los medios a cubrir todo lo que sea sustancia", aseguró

Comentarios