Marcos sólo aplica un coscorrón a AMLO: exrector en Oaxaca

sábado, 13 de agosto de 2005
* Hay contradicciones pero no son enemigos, opina Felipe Martínez Soriano Oaxaca, Oax , 12 agosto (apro)- En las posturas del subcomandante Marcos, del Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), y del único precandidato del PRD a la Presidencia, Andrés Manuel López Obrador, "hay contradicciones, hay adversidad, pero no hay enemistad, es decir, no son enemigos", consideró el exrector de la UABJO, Felipe Martínez Soriano, quien estuvo preso durante nueve años por su presunta vinculación con grupos guerrilleros Para el que fuera dirigente del Frente Nacional Democrático Popular (FNDP) y del Comité Nacional Independiente pro Defensa de los Presos, Perseguidos, Desaparecidos y Exiliados del País, lo que están haciendo Marcos y López Obrador es "alborotar a la gente a que determine y se defina a dónde va" Estas declaraciones y posturas adoptadas por ambos personajes políticos, dijo, abren una perspectiva de mayor discusión y mayor diálogo, sin que tengan necesidad de sentarse a una mesa, y pactar sin tener que hacerlo, es decir, van a hacerlo en función de la práctica Entonces, abundó, "creo que estas dos posturas invitan a hacer una reflexión más profunda sobre qué democracia queremos, y lógicamente queremos una democracia socialista, no una democracia parlamentaria" Por lo pronto, Martínez Soriano señaló que las declaraciones de Marcos son más bien "un coscorrón a López Obrador, para que ya empiece a tomar definiciones" Muestra de ello es que Marcos y López Obrador ya se definieron como no salinistas; además, el EZLN dejó claro que no va a lanzar candidatos, lo que significa que le deja la puerta libre a López Obrador, y éste tiene que actuar acorde al EZLN, sin que sean alianzas, porque lo van a observar, entonces, "me da la idea o tengo esa impresión de que en el fondo van a coincidir" Esto significa que "los que están más furibundos son (Roberto) Madrazo, (Carlos) Salinas, porque no pueden estar acordes con Marcos y López Obrador" En lugar de enemistad, precisó, lo que veo es que hay coincidencias, porque el enemigo a vencer de López Obrador es la injusticia, y la injusticia, de dónde viene, de la gente que promueve el neoliberalismo, la globalización, y en eso coincide con Marcos" Mientras prepara su libro "Testimonios del movimiento democrático universitario y de la cárcel", el supuesto ideólogo de los grupos armados de Oaxaca --según el gobierno--, Martínez Soriano, coincidió con las declaraciones del subcomandante, pues "desafortunadamente el problema de la izquierda ha sido la unidad, y ese es el meollo de las cosas porque, en un principio, por ejemplo en los años como Movimiento Democrático, tuvimos mala experiencia o recuerdos con algunos militantes del Partido Comunista, y en el caso del PRI es lo mismo, entonces realmente a nosotros nos satanizaron y propiciaron que nos reprimiera el gobierno" Afortunadamente, la postura de López Obrador me parece bastante inteligente, porque no arremete y respeta lo que dice Marcos porque en realidad en el Congreso de la Unión la fracción perredista sí voto en contra de la ley indígena, y a eso le llama una traición Y ahora, prácticamente lo que se está viendo "es la defensa de la autonomía nacional en contra de la derecha, y cuando algunas gentes del PRD y cúpulas del PRD, se alían con el PAN, es una cosa muy terrible "Sí puedo decir que estoy a dos fuegos, porque me declaro gente de izquierda y valoro lo que hace Marcos, la capacidad de movilización que tiene, la imagen que ha ganado, la relación internacional con un movimiento indígena, con Colombia, Venezuela, Brasil", lo que ha permitido que haya una efervescencia indígena", puntualizó "Y porque hay gente que dice que puedo votar por López Obrador, sin embargo, como dice Marcos, vamos a esperar un poco de tiempo" Luego de aclarar que el movimiento del EZLN no se ha debilitado, por el contrario, se ha fortalecido --ya que cuando aparentemente distrae con sus famosos juegos y partidos con el Milán, fija una postura internacional para que el indígena tenga una presencia a ese nivel--, reconoció que en México se está viviendo una efervescencia política a favor de Marcos y de López Obrador, y esto puede desencadenar de cierta manera un conflicto, porque la derecha no se va a dejar

Comentarios