Busca Fox bajar tensión en EU por violencia fronteriza

martes, 16 de agosto de 2005
* Envía a una delegación de subsecretarios para tal fin * La administración Bush acepta que existe preocupación Washington, 15 de agosto (apro) - Frente a las preocupaciones y medidas extremas que en Estados Unidos han tomado entidades federativas como Nuevo México, que declaró "estado de emergencia" por el nivel de violencia en la frontera norte de México, el presidente Vicente Fox envió a Washington a una delegación de subsecretarios y otros funcionarios, para intentar, entre otros asuntos, bajar la tensión en el gobierno federal estadunidense Sean McCormack, vocero del Departamento de Estado, explicó que aunque no es de la incumbencia federal la decisión independiente que tomó Bill Richardson, gobernador de Nuevo México, el gobierno federal sí está preocupado por la creciente ola de violencia que priva en varias regiones del norte de México "Tenemos comunicados que siguen siendo validos (por el nivel de violencia)", apuntó el vocero del Departamento de Estado en referencia a las advertencias que ha publicado para que tomen las precauciones necesarias de seguridad los ciudadanos estadunidenses que están en la frontera norte de México, y evitar que otros quieran visitar esa región Los asesinatos de mujeres, las ejecuciones entre narcotraficantes, los secuestros, los asesinatos de civiles y los robos en las calles, así como el creciente tráfico de trabajadores indocumentados y de narcóticos, son algunos de los aspectos de la realidad del norte de México que obligó a Richardson a declarar el estado de emergencia, provocando inmediatamente la molestia y enojo del gobierno foxista Pese a que públicamente el gobierno del presidente George W Bush, está respetando la soberanía del estado de Nuevo México, existe un alto grado de preocupación en el gobierno federal estadunidense por la incontrolable situación en la frontera con México Los señalamientos y expresiones de preocupación y alerta que hace el gobierno de Bush, han sido respondidos por extrañeza por el gobierno foxista, que no quisiera que se diera tanta difusión al fracaso que ha tenido para contener la violencia de la frontera norte, aun con programas específicos, como "México Seguro" Agencias federales estadunidenses como la DEA y el FBI, se han encargado de encender las luces de alerta y preocupación en Washington La frontera norte de México es, según la DEA, la puerta principal para la entrada de narcóticos al mercado estadunidense y, potencialmente, podría serlo también de presuntos terroristas; de ahí la inquietante preocupación del gobierno de Estados Unidos y en especial de las autoridades estatales que colindan con el territorio mexicano, como es el caso de Nuevo México La delegación de funcionarios mexicanos que llegaron este lunes a Washington para intentar calmar los nervios la componen Gerónimo Gutiérrez, subsecretario de Relaciones Exteriores para América del Norte; Jaime Domingo López Huitrón, subsecretario de Población, Migración y Asuntos Religiosos de la Secretaría de Gobernación; José Guzmán Montalvo, administrador general de Aduanas; Lauro López Sánchez Acevedo, comisionado de Migración; y Juan Bosco Martí, director general para América del Norte de la Secretaria de Relaciones Exteriores Oficialmente el objetivo de la visita no es el de calmar los nervios en el gobierno de Bush por el tema de la violencia en el norte de México; sin embargo fue uno de los temas obligados que abordaron, incluso, este mismo lunes a su llegada cuando se reunieron con Michael P Jackson, subsecretario de Seguridad Interior Otros de los funcionarios con quienes se reunirán este martes y miércoles los miembros de la delegación mexicana son: Robert Bonner, comisionado de Aduanas; y Randy Bearsworth, subsecretario de Seguridad Interior para Transporte y Seguridad Fronteriza, así como otros del Departamento de Estado Hasta el momento la delegación que encabeza Gutiérrez no tiene la intención de reunirse con la prensa para informar sobre el resultado de los encuentros, lo cual contrasta --aunque no sorprende-- con las incesantes declaraciones de Fox de que su gobierno es transparente y distinto a los del pasado, que ocultaban la información a los ciudadanos mexicanos

Comentarios