Firma México tratado para prevenir el terrorismo nuclear

viernes, 13 de enero de 2006
Nueva York , 12 de enero (apro)- México se convirtió hoy en el país número 97 en firmar el máximo tratado para prevenir el terrorismo nuclear, que le obliga a penalizar a quien tenga o desarrolle material o armas atómicas o radioactivas en su territorio Enrique Berruga, embajador de México ante la Organización de Naciones Unidas (ONU), fue el encargado de hacer patente la adhesión a la Convención para la Supresión de Actos de Terrorismo Nuclear El tratado fue establecido por la Asamblea General de Naciones Unidas en abril de 2005 Es la XIII Convención Antiterrorista Internacional, y la primera que atiende el tema en forma global desde los ataques de 2001 en Estados Unidos La decisión implica el compromiso de México para ajustarse a las reglas de la Convención La confirmación del proceso tendrá lugar una vez que el Congreso mexicano lo ratifique y se entreguen en esta ciudad los documentos respectivos La Convención estará abierta a firmar hasta el último día de 2006, y entrará en vigor 30 días después de que se reciba la vigésimo segunda ratificación parlamentaria de entre los países firmantes La oficina de Tratados de Naciones Unidas informó que, con la adhesión de México, se han recibido ya las firmas de 97 de los 191 Estados miembros del organismo No hay hasta el momento ninguna ratificación Los ataques de 2001 en Estados Unidos catapultaron los temas de terrorismo y seguridad al frente de la agenda internacional La ONU es el único organismo internacional capaz de dirimir y definir reglas y compromisos globales para atenderlos El terrorismo nuclear "es una de las amenazas que requieren respuesta urgente en nuestro tiempo", dijo el secretario general de la ONU, Kofi Annan, después del establecimiento de la Convención El consenso sobre sus términos finales fue posible luego de que la delegación mexicana propusiera un nuevo lenguaje para reducir la brecha que separaba a varios países en un aspecto clave En concreto, la relación entre la potencial aplicación del tratado y las leyes nacionales e internacionales, durante conflicto armado El documento final obliga a los gobiernos signatarios a extraditar o juzgar a individuos que amenacen al medio ambiente, a gente o propiedad privada, estando en posesión de material radioactivo o equipo nuclear Creará también mecanismos para ayudar a gobiernos a lidiar y prevenir amenazas nucleares, así como para intercambiar información y asistencia técnica El documento, propuesto inicialmente por Rusia hace siete años, no aplica al uso potencial de armas nucleares por parte de un Estado

Comentarios