Voto foráneo: Fracaso consumado

martes, 17 de enero de 2006
* De 420 mil solicitudes estimadas de mexicanos residentes en el extranjero, apenas 21 mil 546 llegaron al IFE; el 70% proviene de EU México, D F, 16 de enero (apro)- Al cumplirse el plazo para la inscripción en el listado nominal de votantes mexicanos en el extranjero, el Instituto Federal Electoral contabilizó un total de 21 mil 546 solicitudes recibidas de 68 países, de las cuales casi el 70 por ciento provinieron de Estados Unidos El número definitivo se conocerá el 15 de febrero, fecha límite para contabilizar aquellos registros que llegaron atrasados, pero con fecha 15 de enero El número de solicitudes representa apenas poco más de 5% de la cantidad estimada originalmente Esta cifra es lejana a la proyectada de 4 millones 200 mil mexicanos que cuentan con credencial para votar, de los cuales, se calculó que, por lo menos el 10 por ciento, es decir, alrededor de 400 mil mexicanos, se inscribirían en el Listado Nominal de Electores en el Extranjero El IFE destinó 1,062 millones de pesos para promover y difundir el registro de los mexicanos residentes en el extranjero; y es previsible, según fuentes del propio Instituto, que cerca del 30 por ciento de estos recursos tendrán que ser devueltos a la Tesorería de la Federación, tal como se comprometió el consejero presidente Luis Carlos Ugalde, al no cumplirse las expectativas Después de Estados Unidos, el segundo país fue España con un distante 340%; Canadá, con 224 por ciento; Francia, con 162; Alemania, con 124; y Gran Bretaña con 120 por ciento Todos los demás tuvieron menos de 1% El monto del presupuesto para el voto de los mexicanos en el extranjero representó el 82 por ciento de los recursos totales del IFE, de poco más de 11 mil 500 millones de pesos; pero no significará ni el 01 por ciento del total de empadronados El presupuesto restante se divide en los siguientes rubros: 4,926 millones para el financiamiento público a los partidos y 6 mil millones para los gastos de operación del proceso electoral Breve bitácora El proyecto inicial comenzó a discutirse el 2 y 3 de septiembre de 1998, en el seminario de la Conferencia Trilateral México-Estados Unidos y Canadá Pasaron casi cinco años para que el 21 de agosto, ante el entonces secretario de Gobernación, Santiago Creel, representantes de las comunidades mexicanas en Estados Unidos acordaran elaborar una agenda legislativa sobre el tema El 14 de septiembre de 2003, los académicos Wayne A Cornelius y Enrico A Marcelli publicaron un estudio en el cual calcularon que, bajo las actuales reglas, entre 100 mil y 1 millón 250 mil mexicanos que viven en Estados Unidos podrían votar en las elecciones presidenciales del 2006 Hasta el 7 de febrero de 2004, la Secretaría de Gobernación dio a conocer los lineamientos centrales de la propuesta de reforma legislativa para el voto de los paisanos emigrantes: a) Que votarían en los comicios del 2006 b) Que los votantes lo hicieran con credencial expedida en México por el IFE c) Se privilegió el mecanismo del voto postal d) Se prohibió cualquier tipo de financiamiento a los partidos proveniente del extranjero Un año después y tras múltiples consultas que desanimaron a varios grupos de residentes mexicanos en Estados Unidos, la Cámara de Diputados aprobó por 391 votos en favor, 5 en contra y 22 abstenciones el dictamen de reforma a varios artículos de la ley electoral que permite el voto de los migrantes La minuta fue turnada al Senado En la Cámara alta, comparecieron el canciller Luis Ernesto Derbez; el consejero presidente del IFE, Luis Carlos Ugalde, quien objetó varios puntos de la minuta aprobada en la Cámara de Diputados; el presidente del Tribunal Electoral Federal, Eloy Fuentes Cerda; y la titular de la Fiscalía Especial para la Atención a Delitos Electorales, María de los Ángeles Fromow Esta última señaló que su dependencia carece de presupuesto para crear un sistema judicial en el extranjero El 27 de abril del 2005, el Senado aprobó con 91 votos a favor, 2 en contra y 1 abstención el dictamen sobre el voto de los mexicanos en el extranjero Los senadores eligieron la modalidad del voto postal, descartaron el voto vía Internet y acordaron los plazos para el registro ante el IFE En la Cámara de Diputados, algunos legisladores como el coordinador de la bancada del PRI, Emilio Chuayfett, criticaron el mecanismo del voto postal porque "acotaría el universo" y provocaría que el número de votantes fuera inferior al calculado, como finalmente ocurrió