Emulando a Zedillo, Calderón arremete contra "malosos"

sábado, 28 de enero de 2006
* Tolerancia cero en zonas bajo control de ?malandros?, sugiere * Escasa concurrencia en gira del candidato panista en BC y NL * En Sinaloa lanza reto a AMLO: exhibir públicamente su patrimonio Tijuana, BC, 27 de enero (apro) - Doña Margarita Díaz Ramírez se emocionó cuando, a las siete de la mañana, se enteró que Felipe Calderón estaría en el jardín próximo al crucero donde ella se gana la vida con la venta de periódicos Y cuando lo vio aproximarse a bordo de una camioneta, que se detuvo por el alto del semáforo, ella se abalanzó para desearle suerte en la contienda y darle sus bendiciones Pero el candidato del Partido Acción Nacional (PAN) ni siquiera la miró, a pesar que le tocó el vidrio de la ventanilla "Sentí muy feo, porque lo estuve esperando muy contenta, pero se portó muy grosero", se dolió doña Margarita --¿Va a votar usted por él? --Iba --¿Ya no? --No Me amargó el día Y es que a Calderón le urgía desahogar el último compromiso de hoy aquí en Tijuana --un improvisado mitin con menos de cien personas--, a donde llegó procedente de Monterrey con un retraso que trastocó todo lo poco que se había previsto para una visita de poco más de tres horas En la capital regiomontana sostuvo una entrevista que lo retrasó una hora, y que implicó cancelar un diálogo con dirigentes empresariales de Tijuana y de todo el estado, que están alarmados por el acelerado repunte de la inseguridad pública Precisamente sobre el alza en la violencia aquí, contra la que empresarios promueven una "marcha ciudadana" para este domingo 29, Calderón se pronunció en las tres actividades públicas que concretó, y tuvo para los delincuentes expresiones de "malosos", como decía el expresidente Ernesto Zedillo, y de "malandros" Pero el candidato que se ufana de su "valor", no quiso responsabilizar de este clima directamente a Carlos Hank Rohn, alcalde priista de Tijuana, y sólo sugirió que la delincuencia se incrementó desde que el PAN perdió la alcaldía, hace poco más de un año "Todo Tijuana sabe dónde está la madriguera de los malosos", exclamó el panista trepado en una silla, en el mini-mitin que encabezó en el jardín del cruce de las avenidas Agua Caliente y Fundadores, donde vende periódicos doña Margarita, la que ya no votará por él Hoy, también, se reforzó la seguridad de Calderón por parte de al menos diez elementos del Estado Mayor Presidencial (EMP), que estuvieron especialmente pendientes, aquí donde, hace casi doce años, fue asesinado Luis Donaldo Colosio El de la delincuencia fue el tema en el discurso de Calderón también en Sinaloa, a cuya capital, Culiacán, llegó apenas para irse a Navolato, donde vive la familia de Amado y Vicente Carrillo Fuentes, y que hoy está bajo control de "El Chapo" Guzmán Sin ocultar riqueza Y ya encarrerado, pero ahora por la noche en Culiacán, Sinaloa, Calderón lanzó un reto a su contrincante Andrés Manuel López Obrador, de la coalición PRD-PT-Convergencia: exigió al tabasqueño a hacer pública su declaración patrimonial y renunciar al secreto bancario, a fin de que ambos puedan revisar sus respectivas cuentas Y fue más allá, al exigir al tabsqueño dejar de hacerse "guaje", y diga si tiene miedo a debatir" Previamente, en Tijuana, el candidato panista pretendió presentar a empresarios un documento de 24 propuestas para esta ciudad y para Baja California, muy al estilo de lo que ha venido haciendo Andrés Manuel López Obrador en cada uno de los estados que visita, y quien anoche encabezó aquí un multitudinario mitin Calderón dio lectura al documento, pero no lo hizo ante la militancia panista o algún sector de la sociedad, como se tenía previsto, sino sólo ante los medios de comunicación y dentro de las instalaciones de la maquiladora Kyocera, de capital coreano y administrada por mexicanos Ahí, formuló 24 compromisos en diversos rubros, aunque dio prioridad a las medidas contra la delincuencia en un estado que, desde 1989, es gobernado por el PAN, como Tijuana, aunque en esta ciudad perdió, hace un año, ante el priista Hank Rhon: Combate al narcomenudeo en secundarias y preparatorias; depuración y profesionalización de los cuerpos policiacos; mando único bajo supervisión ciudadana; participación recurrente del Ejército y la Policía Federal Preventiva (PFP); reformas legales para proteger a las víctimas; "tolerancia cero" en zonas de alta criminalidad, y cadena perpetua a secuestradores que mutilen y maten a sus víctimas, entre otras medidas de "mano firme", como antes decía su propaganda Atentos a la lectura de los compromisos de Calderón estaban Ernesto Ruffo, el primer gobernador panista y coordinador del candidato para la región Noroeste, y Alejandro González Alcocer, exgobernador sustituto del fallecido Héctor Terán y hoy candidato a senador González Alcocer sonreía ante las propuestas de Calderón, como si el país no estuviera gobernado por Vicente Fox, presidente panista, y Ernesto Elorduy, el cuarto gobernador panista en 17 años consecutivos --¿No es un despropósito que Calderón proponga eso con estos antecedentes? --No es un despropósito en la medida en que falta muchísimo por hacer, y apenas fue un esfuerzo de seis años en el caso de Fox y aquí, en los gobiernos estatales de más años, había cero comunicación o participación con el gobierno federal en la cuestión de seguridad pública --¿Fue tardía entonces la comunicación? --A lo mejor sí, a lo mejor tardío, pero qué bueno que se esté haciendo Lo digo por experiencia Cuando yo llegué al gobierno de Baja California no había ninguna relación con el gobierno federal La policía federal era la que provocaba los problemas Al contrario de coordinación, era enfrentamiento con la policía federal, que ha ido cambiando desde el presidente Ernesto Zedillo, y como elemento cohesionador con el Ejército El caso Paulina González Alcocer, cuyo gobierno antepuso las creencias religiosas de sus funcionarios a los derechos legales de la niña Paulina ?que fue abusada sexualmente por un drogadicto y obligada a no abortar--, no se amilana por la escasa concurrencia de ciudadanos en el arranque de la campaña de su candidato presidencial "Veo muy bien a Felipe Está tomando en serio su candidatura" --¿Y los problemas de campaña? --Bueno, depende de cómo se mire Aquí en el norte del país, y aquí en Baja California, acaba de haber una encuesta y vamos pa?arriba --A Monterrey fue por dinero, no por votos? --Bueno, de todo se vale Hay que sacar dinero para seguir haciendo la campaña González Alcocer acompañó a Calderón al segundo y penúltimo acto público en esta ciudad: fue un encuentro con asociaciones civiles que trabajan con migrantes y jóvenes atrapados por las drogas, en la colonia Obrera, al otro lado de la ciudad de donde se ubica la maquiladora Kyocero Ante poco más de cien personas, el panista conoció las dificultades económicas que padecen las asociaciones civiles de apoyo a sectores vulnerables, como lo describió José Luis López, presidente de CIRAD, una red de centros de rehabilitación de drogadictos, Jorge Bedoya, también activista social, le pidió a Calderón hacerle llegar a su esposa, Margarita Zavala, ausente en esta gira, una serie de peticiones en caso de ser ella la esposa del próximo presidente, entre ellas, encabezar una cruzada contra la delincuencia y las adicciones Ahí, Calderón, manifestó su admiración por el trabajo de las agrupaciones sociales y se comprometió a dar su apoyo económico desde el gobierno para atacar con mayor fuerza a "los malandros" del narcomenudeo Y también a establecer una nueva estrategia contra el crimen organizado, particularmente el narcotráfico La prioridad, dijo, debe ser la prevención "Por eso quiero que desde el Estado se apoye fuertemente la política preventiva Que se requiere más tecnología, más satélites, más? y cuánta cosa para darle duro a los malosos, para detectar sus túneles, sí, pero yo diría que debemos darle tanto o más dinero a la prevención y al rescate de los muchachos de las adicciones que a la persecución de los delitos" Al final del acto, fue conducido a saludar a niños y adolescentes víctimas del veneno de las drogas Indiferentes, los muchachos apenas si voltearon a verlo, y Calderón tampoco se mostró afable Al salir de las modestas instalaciones, alguien quiso tomarse una foto con él, pero se negó: "Ya me voy, compadre"

Comentarios