Contrapropuesta panista a la "ley Televisa"

martes, 31 de enero de 2006
* Seis senadores se rebelan a la "línea" de Diego Fernández de Cevallos * Presentan un proyecto para modificar sustancialmente la iniciativa aprobada en la Cámara de Diputados México, D F, 30 de enero (apro)- Por considerar que favorece la concentración en manos de Televisa y TV Azteca en materia de telecomunicaciones, porque viola abiertamente el artículo 27 constitucional y permitiría la inversión extranjera directa en la materia, seis senadores del Partido Acción Nacional plantearon este lunes una extensa contrapropuesta a las reformas conocidas como "ley Televisa" Firmado por los senadores Felipe de Jesús Vicencio Álvarez, José Castañeda, Javier Corral, José Alfredo Reyes Velásquez, Alberto Martínez Mireles y Wadi Amar Shab Shab, el documento de 58 cuartillas, del cual Apro obtuvo una copia, subraya que, de aprobarse en el Senado los cambios aprobados por unanimidad en la Cámara de Diputados, Televisa y TV Azteca se quedarían con 468 canales de televisión digital, para sumar entre ambas empresas un total de 936 canales, entre las frecuencias actuales y las nuevas, hasta por 40 años Esta concentración limitará, por razones técnicas, "las posibilidades para ser concesionario o permisionario de un canal de televisión en México", establece el documento También señala que la política de "transición digital" es tan flexible que el llamado "apagón analógico" ?cuando las actuales señales de televisión abierta dejen de funcionar-- "podría extenderse hasta el año 2025, 2030 o 2050, lo que automáticamente implicará el refrendo de concesiones para garantizar la ?seguridad jurídica? de los concesionarios y permisionarios y, por lo tanto, la ocupación durante ese periodo de los 468 canales analógicos, situación que no ocurre prácticamente en ningún país del mundo" En Estados Unidos, este periodo vence el año 2009, argumentan los legisladores que pugnan por transformar radicalmente la llamada "ley Televisa" En el amplio documento, los senadores del PAN, identificados como cercanos al senador Javier Corral y enemigos de la "línea" que ha establecido su correligionario Diego Fernández de Cevallos, le advierten a sus compañeros de fracción que la aprobación de tales reformas, sin modificaciones, irá contra la plataforma del propio partido y representará violaciones constitucionales Citan profusamente el caso del artículo 28 de la Ley Federal de Radio y Televisión que, tal como se reformó en la Cámara de Diputados el 1 de diciembre de 2005, "limita la participación de otros interesados en la explotación de un bien público (?) y también contraviene lo dispuesto en el artículo 27 de la Constitución, pues ningún acto administrativo firme, como en el presente caso sucede con una concesión de radio y televisión, puede generar a favor de su titular un derecho adicional, que debe ser materia de un acto administrativo diferente" En la contrapropuesta, los legisladores manifiestan su desacuerdo en la forma que se integrará el nuevo órgano regulador de la industria de televisión, radio y telecomunicaciones, ya que no se garantizará la autonomía e independencia de los comisionados integrantes de una Cofetel reformada y éstos pueden permanecer en el cargo hasta por un lapso de 16 años sin ser removidos Los senadores panistas reconocen que se requiere un nuevo órgano autónomo, pero para que esto suceda, "es fundamental incorporar criterios para evitar que los comisionados respondan a intereses particulares, tales como el que éstos no hayan ocupado, al menos durante el año inmediato anterior, puesto gerencial o directivo en las empresas prestadoras de servicios de telecomunicaciones y de radiodifusión, sean accionistas o tengan participación directa o indirecta en las empresas del sector regulado" Contrapropuesta En el documento, los senadores de Acción Nacional hacen una contrapropuesta que prácticamente hecha por tierra los cambios aprobados en la Cámara de Diputados Entre los puntos principales están: --Una legislación especial para los medios públicos o permisionados que permita que éstos se integren al proceso de transición digital --La reducción de 20 a 10 años como un periodo máximo para la vigencia de una concesión en televisión y en telecomunicaciones --La reforma a la Comisión Federal de Telecomunicaciones para que los comisionados sólo puedan durar en su encargo un máximo de 10 años ?con dos periodos de 5--, candados para evitar conflictos de intereses con las televisoras y que el Senado pueda vetar las propuestas que atenten contra la autonomía --Reformar todo el sistema de licitaciones para que no se impongan los grupos radiofónicos y las dos empresas televisoras existentes --Una amplia reforma para que las empresas de televisión y radio le proporcionen al IFE y a los órganos electorales estatales el catálogo de horarios y tarifas, éstas no podrán ser superiores a las de publicidad comercial cuando sean para campañas políticas; se prohíben las bonificaciones o beneficios --Se propone limitar la concentración monopólica en radio y televisión, a través de un análisis plaza por plaza, de tal manera que "se abra la puerta a nuevos competidores que haga crecer, de manera paulatina y sin lastimar los derechos de las emisoras ya existentes, la oferta de radiodifusión"

Comentarios