Pide CNDH mayor firmeza para exigir a EU aclarar muerte de migrante

viernes, 6 de enero de 2006
* Se requiere mayor compromiso, señala México, D F, 6 de enero (APRO)- La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH), que preside José Luis Soberanes, demandó al gobierno de México "mayor compromiso y firmeza" para exigir a Estados Unidos que esclarezca la muerte de Guillermo Martínez Rodríguez, quien fue acribillado por un agente de la Patrulla Fronteriza El pasado 30 de diciembre Martínez Rodríguez fue baleado por un agente de la Border Patrol cuando intentaba cruzar uno de los muros que dividen la frontera estadunidense con México, en Tijuana Como consecuencia de los disparos perdió la vida cuando era trasladado a un hospital para su atención El organismo que presidente el doctor José Luis Soberanes, pidió que el homicidio de Martínez Rodríguez, por un elemento de la Patrulla Fronteriza en Estados Unidos, sea considerado como delito federal por la justicia de ese país Igualmente, demandó justicia pronta y expedita en favor de la víctima y sus deudos Dijo que con la reasignación de funciones administrativas del agente de la Border Patrol las pesquisas criminal y administrativa pueden demorarse hasta un año, así como el requerimiento de que México comparta información de la autopsia del indocumentado para certificar que murió por el disparo del arma del agente fronterizo La CNDH criticó abiertamente el burocratismo con que actúan las autoridades estadunidenses, que se han negado a que directivos de la Patrulla Fronteriza sostengan una entrevista con personal del órgano nacional para recibir explicaciones sobre el Manual de Procedimientos de la Border Patrol, bajo el cual esa corporación dice normar su proceder operacional La Comisión precisó que dicho manual nunca se ha mostrado, ni siquiera en los tribunales, bajo el argumento de que se trata de información reservada que pondría en riesgo la seguridad nacional de ese país Aseguró que otro pretexto para no llevar a cabo dicha reunión se refiere a que la Border Patrol forma parte, desde el 1 de marzo de 2003, del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos, independiente del Departamento de Justicia, pero dependiente de la Presidencia de la República y al que fueron adscritas todas las áreas consideradas como "críticas" desde el punto de vista de la seguridad nacional La CNDH reprobó toda muestra de violencia, especialmente con armas letales, en contra de los migrantes, independientemente de su situación legal Así mismo, exigió la intervención de las autoridades consulares mexicanas en todo el proceso de investigación para el esclarecimiento del crimen y demandó la contratación de abogados para que reclamen, por la vía legal, los derechos de las víctimas