Fanatismo, signo en Guanajuato

martes, 17 de octubre de 2006
Guanajuato, Gto , 16 de octubre (apro)- En sus primeros discursos, el gobernador Juan Manuel Oliva ?identificado a través de las investigaciones del reportero de Proceso, Alvaro Delgado, como uno de los integrantes de la Organización Nacional del Yunque-- ha dejado en claro que todas las políticas y programas de su gobierno tendrán como "eje transversal" la atención a la familia El día que tomó protesta como gobernador --en sustitución de otro "yunquista", el exrector universitario Juan Carlos Romero Hicks--, Juan Manuel Oliva también habló sobre el rol protagónico que, según él, tendría la mujer en su gestión y en el empuje de los programas de estado Sin embargo, en los hechos el nuevo mandatario ha sido poco congruente con los escasos nombramientos que del género femenino ha hecho en los primeros días de su sexenio: Hasta ahora, sólo cuatro mujeres en su gabinete, sólo una al frente de una secretaría ?la de Seguridad Pública--, y en palabras de Oliva, "porque la sensibilidad femenina es necesaria" en este rubro La designación recayó en Laura Arellano Heredia, abogada de profesión y quien se había desempeñado hasta ahora en cargos dentro de la estructura del Poder Judicial como actuaria y juez mixta municipal, hasta que se convirtió en asesora del exgobernador Juan Carlos Romero, de donde pasa, sin experiencia previa, a ser la titular de Seguridad Pública En el palacio de gobierno, en que estuvo un tiempo la oficina de Laura Arellano, se recuerda todavía que en el inicio de la Cuaresma pasada, el "miércoles de ceniza" fue ella quien impuso la cruz de ceniza en la frente a algunos trabajadores y otros funcionarios En tanto que los otros nombramientos fueron para Angélica Casillas, como titular de la Comisión Estatal de Agua; Juana de la Cruz Martínez, coordinadora de Comunicación Social (la exvocera del comité estatal del PAN es periodista de profesión y comenzó a colaborar con Oliva Ramírez desde que éste fue presidente del blanquiazul por dos periodos), y en el Instituto de la Mujer, Luz María Ramírez Villalpando Al respecto, la directora del Centro de Información y Salud Reproductiva "Las Libres", Verónica Cruz Sánchez, señaló a Apro que este panorama "nos da nulas expectativas acerca del diálogo o la relación que habremos de tener estas organizaciones con el gobierno, porque las negociaciones estarán basadas en el fanatismo, en la ideología católica No tiene (el nuevo gobierno) una sola persona con la que se pudieran trabajar temáticas sobre derechos sexuales y reproductivos" Políticas "retrógradas" Cruz Sánchez, quien junto con el grupo del Centro Las Libres ha impulsado el debate sobre la obligación del estado de garantizar el derecho al aborto legal en Guanajuato, dijo estar consciente de que "el gabinete está conformado fundamentalmente por gente del PAN, pero además de los grupos más conservadores y recalcitrantes de ese partido, la derecha más retrógrada" En su opinión, el caso de Luz María Ramírez en el Instituto de la Mujer "es el peor, el más extremo, del mensaje social que está dando el gobernador, donde se quiere poner como eje a la familia tradicional, con las mujeres en sus roles tradicionales de género" Ramírez Villalpando fue directora del Instituto Municipal de la Mujer en León Es ingeniera en sistemas computacionales con maestría en administración de empresas; dirigió el Centro de Ayuda a la Mujer y fue fundadora de la Asociación de la Defensa de la Familia Es cuñada del secretario de Gobierno, Gerardo Mosqueda, otro prominente "yunquista" excolaborador de Carlos Abascal Carranza en la Secretaría de Gobernación, y quien tuvo la encomienda de encabezar el equipo que seleccionó al nuevo gabinete estatal "Cursos de belleza o aeróbicos" "Con la nueva directora del Instituto de la Mujer no tenemos expectativa alguna Al contrario, sabemos que se va a reducir su actuación a cuestiones como dar cursos de belleza o aeróbicos, como lo hizo en León, para mejorar la salud de las mujeres" En su experiencia, Verónica Cruz explica que en su función como directora del Instituto de la Mujer en León, Luz María Ramírez "abordó el tema de la violencia intrafamiliar, pero sin entrar a entender y atender el fondo de los cambios de instituciones, de leyes, de presupuestos, los contextos de la estructura social" De hecho, admite, "como organización social ni siquiera gastamos energías con el instituto municipal o con el estatal; sabemos que en el sexenio anterior (de Juan Carlos Romero), el organismo tenía el mandato de que no pasara nada Al gobernador anterior no le importaba el tema de género, a éste menos", señaló la directora del Centro Las Libres, con sede en esta capital Así, para algunas de estas organizaciones la creación del Instituto de la Mujer es vista ahora entre algunas de ellas como "el efecto contrario", porque "se nos volteó el asunto y se convirtieron en anexos del DIF, donde no permea la perspectiva de género ni se discute sobre las condiciones de las mujeres, sino que éstas sólo valen si están sus roles de familia" Sin embargo, Cruz Sánchez reconoció que organizaciones como ésta tendrán que pulir su habilidad para repensar estrategias y revisar las fallas que han tenido en la conducción de los cambios sociales al abordar estas temáticas "En eso los movimientos progresistas debemos ser más inteligentes; propiciar la posibilidad de que las personas se den cuente de que ser privados de sus derechos o libertades elementales no debe ser un sacrificio para tener mejoras o apoyos" Además, planteó como un asunto emergente para estos grupos replantear o rediseñar su relación o su interlocución con el gobierno, porque a fin de cuentas, "éste sigue teniendo la obligación de atender temas como el de los derechos reproductivos o la perspectiva de género y atenderlos en la sociedad, y nosotros la obligación de ser un puente con esa sociedad"

Comentarios